Cuáles son los ingredientes para ser feliz

¿Quieres iniciarte en la meditación? Las mejores técnicas para principiantes

A pesar de que cada vez estén más comprobados los beneficios de la meditación, y hoy en día está en boca de todos, practicar la meditación suele costar en sus inicios. Existen falsos mitos como que hay que dejar la mente en blanco o que es algo muy complicado, que hacen que las personas desistan en su interés de meditar.

Pero meditar no es tan complicado como lo pintan, de hecho, seguramente lo has hecho ya antes sin darte apenas cuenta. Por ejemplo, si estamos enamorados atraemos toda la atención hacia el objeto de nuestro deseo, y podemos quedarnos minutos concentrado en ello.

Pues bien, la meditación es un estado de concentración en el que la atención recae sobre nosotros mismos y sobre nuestros propios sentidos. La meditación se puede realizar parado o en movimiento, con o sin ruido, pero para comenzar, lo mejor será que busques un lugar tranquilo y lo practiques en la quietud.

Concentrarte puede llegar a ser complicado, de todas formas, no vale la pena frustrarse. La meditación requiere práctica y mucha paciencia. Además, aunque no consigas concentrarte plenamente, la práctica que realices, será una experiencia personal, que puede llevarte a meditar cada vez mejor, así que no desesperes.

Técnicas para iniciarse en la meditación

A continuación te explicamos una serie de técnicas que te ayudarán a empezar en el mundo de la meditación de una forma más fácil.

Echa mano de la respiración

Para empezar a meditar, la respiración es una gran aliada. Se trata de la técnica más básica para meditar y una de las más potentes, pues centrarte en tu respiración es un gran consejo para comenzar a concentrarte.

Para hacerlo, te recomendamos que busques un lugar tranquilo y, sin controlar tu respiración, fíjate en ella. No hace falta que la modifiques o que busques la forma adecuada de respirar, solo presta atención en la sensación que te produce el respirar.

Fíjate en cómo entra y sale de tu nariz, cómo se hincha tu abdomen o tu pecho. El papel de nuestra respiración es asombroso, y conseguirá que tengas una primera experiencia más sencilla al iniciarte al meditar.

técnicas para empezar a meditar

Sergii Votit || Shutterstock

Utiliza la técnica del espejo

La meditación sirve para centrarnos en nosotros mismos. Para ser conscientes de nuestro cuerpo y de las cosas que sentimos. La meditación nos ayuda a controlas nuestras emociones. Pero en un mundo en el que vivimos con tantas cosas en la cabeza no siempre es sencillo, por eso, utilizar la técnica del espejo puede serte muy útil.

Para hacerlo, tendrás que sentarte con la espalda recta y las manos sobre tus rodillas. Ahora, imagínate que estás viéndote en un espejo y puedes observarte sentado frente a ti. Haciendo esto, podrás concentrarte en reproducir tu aspecto y toda tu atención se centrará en el esfuerzo de reproducirte completamente. Tendrás que reproducir todo, tu vestimenta, tu expresión, tu postura… se trata de un ejercicio que te ayudará a quedarte en el momento presente.

La vela parpadeante

Para realizar esta técnica, en primer lugar deberás buscar una postura en la que te sientas cómodo y mantengas la espalda recta. A continuación, cierra los ojos e imagina una vela frente a ti.

Vislumbrar esta vela mientras mantienes los ojos cerrados, te ayudará a quedarte donde estás, en el momento presente. Visualízala y presta atención en cómo la vela parpadea, como la llama se mueve y a veces tiene más o menos fuerza.

Si consigues prestar atención en la luz, te será muy fácil mantenerte alejado de pensamientos que puedan perturbar tu rato de meditación. Fíjate en la vela y al terminar, verás como te sientes mucho mejor.

 

Lo importante es que tengas paciencia, y que no pienses que lo haces mal o no sabes. Al principio siempre es difícil, pero toda experiencia cuenta y es válida. Así que no desesperes ni te juzgues, simplemente busca un rato para ti.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios