Todo lo que debes saber sobre los mantras y su funcionamiento

Seguramente habrás oído hablar de los mantras... más allá del conocido Om, hoy en día están muy de moda, tanto para meditar como para encontrarnos mejor emocionalmente, y es que el poder de los mantras es tal, que vale la pena adentrarse en el mundo de los mantras y su funcionamiento. Por este motivo, para entender mejor los mantras, debemos explicar que se trata de una energía que tiene un poder muy grande. Con los mantras volvemos al origen del tiempo, a la vibración que creó el mundo. Y son estas vibraciones y sonidos los que despiertan la Conciencia.

Hemos de ser conscientes de que todo nace de la vibración, de hecho, es esta la que lleva al movimiento y el movimiento lo que lleva a la vida. Si tenemos en cuenta este aspecto, nos podemos dar cuenta del poder que tiene la vibración. Y, por consecuencia, de lo importante que es trabajar la vibración a través de los mantras para poder tomar conciencia y aprovecharnos de los beneficios que tiene la práctica de la meditación con mantras en nuestra vida cotidiana.

El significado de mantra

Para entender mejor qué significa un mantra, podemos acudir a su origen etimológico. Man significa pensar y tra liberar, por lo que un mantra es un pensamiento liberador, por así decirlo. Para entenderlo, seguro que alguna vez hemos tenido pensamientos negativos y recurrentes.

Este tipo de pensamientos son una de las causas del estrés y no hacen más que acrecentar nuestro malestar, por no hablar de las enfermedades a las que pueden dar lugar. Los mantras nos permiten reparar estos pensamientos negativos, nos protegen desde el origen, desde la vibración. Por esta razón se dice que los mantras nos ayudan a relajar la mente y a deshacernos de aquello que nos inquieta, de aquello que nos impide alcanzar una vida plena.

De Visu || Shutterstock

Los tipos de mantras para meditar

Existen varios tipos de mantras que nos ayudarán a conocer más acerca de estas técnicas para poder utilizarlas tanto para calmar nuestra mente como para volver al presente.

  • Los Mantas Biya son los formados por letras o sílabas. También se conocen como Mantras Semilla y aunque no tienen ningún significado por sí mismo, representan los ejemplos más importantes de los mantras. Según parece, estos mantras actúan directamente sobre los Nadis, que son los canales de energía que poseemos. De esta forma, podremos desbloquear estas vías, cuando el estrés ataca.
  • Los Mantras Saguna se hacen para invocar a un dios. Tienen un sentido religioso y se hace para invocar a un dios en particular.
  • Los Mantras Nirguna son los mantras abstractos. Se utilizan para afirmar la identificación con la Creación eterna.

TijanaM || Shutterstock

El poder del mantra

No es sencillo usar el mantra para meditar, no deberemos limitarnos a repetir una secuencia sin más, sino que aprender a utilizarlo de la forma más beneficiosa para nosotros. Se trata de algo simple pero que puede ser muy poderoso. Solo tenemos que pensar en el poder que tienen los pensamientos negativos y en cuanto pueden ayudarnos los mantras a deshacernos de ellos. Justo por esto, con los mantras disponemos de una herramienta muy útil para superar nuestras angustias, para eliminar los pensamientos negativos, escapar de nuestras obsesiones y afrontar los cambios. Además, los mantras nos permiten volver al presente y dejar de rumiar, nos hacen tener fuerzas para abarcar lo que viene y ser más eficientes en nuestras tareas.

Un mantra para cada uno

Lo cierto es que, en teoría, no se puede utilizar un mantra para cada uno. El budismo intenta que las frases o vibraciones sean las adecuadas, sin embargo, aunque no lo llamemos mantras, podemos hacer nuestra propia adaptación para que estas frases nos sirvan en nuestro día a día.

Porque todos somos diferentes y no tiene por qué funcionarnos a todos lo mismo, está comprobado que un trabajo positivo consiste en utilizar diferentes frases que nos sirvan para alejar todo lo malo que se instaura en nuestra mente. Puede ser un sonido, una frase o incluso un canto, y es que ya dicen que quién canta su mal espanta.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios