Los beneficios de estar en silencio que no debes dejar escapar

Hoy en día vivimos rodeados de una gran cantidad de estímulos, y muchos de esos estímulos son sonoros. El sonido de los coches, las sirenas de la calle, los niños jugando, las personas hablando y la televisión. Vivimos en un constante estado de alarma que notamos en las melodías de los móviles o la radio, incluso cuando dormimos, no dejamos atrás el silencio. ¿Recuerdas cuándo fue la última vez que estuviste en silencio, que estuviste concentrado en lo que hacías? Al final, con la vorágine del día a día parece imposible estar en silencio y conseguir conectar con tu ser interior. Además, muchas personas valoran lo que es pasar un rato en silencio, pero pocas lo ponen en práctica.

Y es que, más allá de la necesidad de estar un momento en calma, el silencio nos aporta unos beneficios, tanto a nivel físico o emocional, que no podemos pasar por alto.

3 razones por las que estar en silencio es beneficioso para ti

Piensa que gran parte las causas del estrés que sufrimos hoy en día viene de mano del ruido. Las prisas se escuchan, los portazos, los arranques de los coches, los pasos corriendo... todos los ruidos forman parte del estrés, y para deshacernos del estrés, tenemos que buscar ese rato en silencio al día. Si quieres conocer los beneficioso que pueden resultar pasar al menos 5 minutos en silencio al día, te recomendamos que sigas leyendo.

Conocerse a uno mismo

En el día a día vamos tan deprisa que apenas tenemos tiempo para pensar en lo que queremos. Nuestras obligaciones se anteponen a nuestros deseos, y las cosas urgentes a las importantes. Estar un rato en silencio puede ayudarnos a establecer nuestros objetivos, a pensar en qué queremos y cómo lo queremos hacer. Y es que, el silencio es necesario para un mejor autoconocimiento de nosotros mismos.

Solo sabiendo quienes somos y conociéndonos más podremos mejorar nuestra gestión emocional y adquirir una mayor inteligencia emocional. Se trata de algo básico, pero que, con el ritmo de hoy en día, casi nadie lo hace. Además, estar en silencio va mucho más allá del hecho de permanecer callados e incluso el estar tan acostumbrados a escuchar ruidos por todas partes, hace que el silencio, en ocasiones, nos parezca incómodo. Es importante buscar esa parte de nosotros mismos para estar en calma.

Reduce el estrés

Se ha identificado el estrés como la enfermedad del siglo XXI, y no es para menos, ya que pocas son las personas que viven sin estrés. Encontrar un rato para nosotros mismos se torna cada vez más complicado, y tenemos tantas cosas que hacer que pararnos a disfrutar del silencio se nos antoja todo un lujo.

Sin embargo, practicar unos minutos de silencio al día puede ayudarnos a calmar el estrés, a organizarnos mejor y a rendir más. Si vivimos constantemente en tensión no podemos hacer frente a las tareas del día a día como nos gustaría. Pero si encontramos un momento para nosotros mismos en medio de ese caos, podremos calmar nuestra mente y hacer frente a las situaciones de una mejor forma.

El silencio meditado

Para disfrutar de los beneficios del silencio no basta con callar, tendremos que practicar el arte del aquí y el ahora. Esto quiere decir que debemos practicar la meditación, basarnos en nuestra respiración y acompañarla. Se trata de centrarnos en nosotros mismos y dejar atrás nuestros problemas por unos minutos.

Mejora nuestra salud

Con la reducción del estrés, también prevenimos el riesgo de sufrir enfermedades derivadas de esta emoción, como los ataques al corazón, o incluso el cáncer. Además, esos minutos de silencio diarios pueden hacer que se refuerce nuestro sistema inmune, lo que nos hará más fuertes para superar dolencias.

Otra ventaja del silencio en nuestra salud es que puede hacer que soportemos mejor el dolor. Y es que, con el silencio meditado, podremos segregar endorfinas, que además de hacer que nos sintamos mejor con nosotros mismos, también nos hacen más fuertes ante las dolencias físicas.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios