Desarrollar el pensamiento lateral

Descubre qué es y cómo se desarrolla el pensamiento lateral

Nos han enseñado a solucionar los problemas de una forma lógica y lineal, y sin embargo, existen cuestiones que se nos escapan ante esta lógica. A veces, pensar de otra forma nos viene bien, de modo que un problema extremadamente complicado se vuelve de lo más sencillo. Este es el propósito del pensamiento lateral, otra forma de pensar que hace que nos centremos en lo más básico o encontremos soluciones más creativas para todo tipo de situaciones.

¿En qué consiste el pensamiento lateral?

Cuando hablamos del pensamiento lateral nos referimos a una forma de pensar que no sigue las pautas de la lógica con las que estamos familiarizados. El término se lo debemos a Edward de Bono, psicólogo que escribió el libro "El uso del pensamiento lateral". A través de su obra conocemos este tipo de pensamiento, que busca planteamientos que se salen de lo normal, ahondando en caminos insospechados para llegar a una solución, desperando nuestra creatividad y aquello es que es inusual.

Gracias a este pensamiento lateral, podemos movernos hacia cualquier lado, y no solo en recto, bajo los supuestos de la lógica. Este tipo de pensamiento lateral despierta en nosotros nuestro lado más ingenioso y acaba por estimular nuestra mente, manteniéndonos más despiertos y activos. Las personas que utilizan el pensamiento lateral son más creativas y originales en la forma de razonar, con lo que consiguen resultados únicos.

¿Qué podemos hacer para desarrollar nuestro pensamiento lateral?

Para desarrollar el pensamiento lateral puede que parezca algo complicado, pero en realidad es mucho más sencillo de lo que imaginamos. Sobre todo es cuestión de práctica y de atreverse a pensar de forma diferente. Hoy, vamos a descibrir alguna táctica que permite desarrollar nuestro pensamiento lateral, de modo que, efectuando esto también pueda servirnos para continuar avanzando con nuestrio desarrollo personal y abrirnos hacia otras perspectivas que hasta ahora quizá no hemos valorado.

Los seis sombreros para pensar


Se trata de un juego en el que tenemos 6 sombreros de colores, donde cada color representa una forma de pensamiento diferente. La técnica consiste en ir cogiendo cada uno de los sombreros y pensando de acuerdo al color que tengamos. De este modo, estaremos analizando todas las posibles perspectivas y no quedándonos en una sola.

En este juego, el sombrero blanco nos invita a pensar de forma racional y pragmática, del modo más objetivo posible. En este tipo de pensamiento nos centramos en los hechos, y por esto mismo, lo mejor es que utilicemos el sombrero blanco en primer lugar. Después, llegará el turno del sombrero rojo, el de los sentimientos y el instinto. Con este sombrero seguiremos nuestra intuición y seremos lo más espontáneos posibles.

El sombrero negro simboliza la lógica negativa, es decir, aquello que criticamos, que nos deja ver los riesgos y conflictos que hay en el problema en cuestión. La idea de que todo puede salir mal nos dará las claves para ser más prudentes en nuestras decisiones. Por el contrario, el sombrero amarillo nos habla del optimismo y de la parte buena que tiene cada decisión que tomemos.

El siguiente sombrero que debemos ponernos es el verde, el creativo, original y extravagante. Aquí es donde podemos dar rienda suelta a nuestra inspiración y atrevernos a pensar en lo más arriesgado. El último sombrero es el azul, que hace una visión de todos los sombreros y nos ayuda a plantearnos el sombrero en sí.

Gracias al juego de los sombreros, podemos permitirnos pensar de forma diferente a como estamos acostumbrados y a ejercitar diferentes partes de nuestra mente. Con la práctica estaremos desarrollando nuestro pensamiento lateral, y con él, una nueva forma de pensar y de encontrar soluciones a las cuestiones más complicados

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios