Cómo encontrar tu camino

Desarrollo personal: así es cómo puedes descubrir tu lugar en el mundo

Si algo aprendemos a lo largo de nuestra vida es que la misma es impredecible. Existen muchas cuestiones que no podemos controlar, e igual nos da sorpresas positivas como situaciones realmente desagradables. Una de las cosas que mejor podemos hacer para afrontar todo lo bueno y lo malo que nos viene de la mejor forma es encontrar nuestro lugar en el mundo. Y es que, saber quienes somos no es algo tan sencillo como parece.

Saber cuál es tu lugar en el mundo es algo que no todos conocemos. Se trata de saber que estás justo donde deseas estar, o al menos donde te sientas cómoda. Y es que, saber a qué lugar perteneces y que este se adapte a lo que tú deseas puede ser complicado. Si te sientes perdido, no te desesperes. Es una sensación normal que todos tenemos alguna vez a lo largo de nuestro desarrollo personal. Aún así, es mejor empezar a buscarle sentido para encontrar tu lugar en el mundo.

Consejos para saber cuál es tu sitio en esta vida

Y como sentirse perdido es más que habitual, humano, podemos encontrar algunos consejos que harán que encuentres tu sitio en esta vida de un modo mucho más fácil. Puede parecer que te encuentres en un laberinto del que no puedes salir, pero siempre hay algo que te echa una mano. Hoy, puedes encontrar el primer empujón para encontrar tu lugar en el mundo.

Escribe una carta a tu yo del futuro

Se trata de una táctica que te puede ayudar a saber cuál es tu lugar y que puede ser muy útil para varias cosas, y una de ellas es conocerte mejor. Conocernos es la mejor manera de saber qué camino debemos tomar, por eso, la idea de la carta puede ser de lo más útil. En la carta a tu yo del futuro deberás reflejar aquello que eres hoy en día. Puedes escribir tus aspiraciones, tus actividades favoritas y tus ideales. Simplemente redactándola conseguirás saber más sobre tu mismo. Además, al escribir una carta a tu yo del futuro, establecerás una fecha para leerla, lo que puede darte otra oportunidad de conocerte mejor. Al conocer cómo pensabas y qué hacías con detalle tantos años atrás, podrás saber cómo ha ido tu vida, qué decisiones has tomado y qué has aprendido. En definitiva, podrás encontrar una visión más objetiva de quién eres y qué quieres ser, dónde quieres llegar.

Actuar es la clave

En nuestra trayectoria por la vida nos pasan muchas cosas que no podemos controlar. Puede que un día que queramos ir a la playa llueva, o puede que el amor de nuestra vida nos deje por otra pareja que en ese momento le cuadre más. Son cosas que pasan y nos duelen más o menos, pero la verdad es que no podemos delegar la responsabilidad en los otros. No importa quien tenga la culpa de lo que pasa en nuestra vida, las soluciones son cosa nuestra. Por eso, para descubrir un lugar que nos representa hay que aceptar que hay cosas que no podemos controlar. Esto nos ayudará a trazar un plan sobre lo que sí tenemos control. Así que, tanto si nos va bien o nos va mal, lo importante es estar preparados para actuar y dar el siguiente paso.

Siéntete cómodo

Al final, siempre sabremos si ocupamos el lugar que deseamos por lo cómodos que nos sintamos. No quiere decir que la vida sea un sendero de flores ni que tengamos que estar todo el día en el sofá, al contrario. El camino que escogamos nos costará esfuerzo, y es que es la única forma de sentirnos realizados. Ser fiel a tus ideales es una forma efectiva de sentirnos a gusto y de conseguir enfocar nuestra vida. Puede que cambiemos de plan, puede que nos salga mal, pero siempre tendremos que seguir adelante, pues todo forma parte de nuestro lugar.

Share this post

Comentarios

comentarios