Beneficios de vivir en la excelencia

Mejor vivir una vida de excelencia que de la exigencia

Vivimos en un mundo exigente, en el que vamos corriendo para llegar a todos sitios o si no, no llegamos. Cada vez tenemos más responsabilidades y nuestra exigencia aumenta, pero hemos de ser realistas y hacer las cosas lo mejor posible y disfrutándolas. Vivir con exigencia significa no conformarse, lo que permite avanzar y promover nuestro desarrollo personal. Sin embargo, la exigencia también conlleva una permanente insatisfacción que no nos permitirá disfrutar de la vida. Por eso, es mucho mejor vivir una vida de excelencia que de exigencia, pues es considerada como la mejor vía para vivir una vida plena, sentirse satisfecho y reconfortado.

Los beneficios que tiene vivir desde la excelencia

Por ello, vivir una vida desde la excelencia tiene una gran cantidad de beneficios principalmente porque nos ayuda a alcanzar la felicidad, pero también existen otros puntos a favor de esta tendencia, y estos son algunos de ellos:

  • la gran ventaja de vivir una vida de excelencia es que significa vivir una vida más relajada y feliz. Se trata de un cambio de perspectiva, una actitud positiva ante la vida, en el que no hacemos las cosas porque es lo que debemos hacer sino todo lo contrario: porque es lo que queremos hacer.
  • No: el fracaso no existe en la vida de la excelencia, porque no fracasamos si no conseguimos hacer una gran cantidad de cosas durante el día, sino que aprendemos de nuestros errores y procuramos hacer las cosas de la mejor manera posible, siéndonos fiel a nosotros mismos.
  • Otro punto a favor de vivir en la excelencia es que se trata de una forma de ver la vida en la que podemos llegar a potenciar nuestro desarrollo personal, desde una perspectiva relajada y positiva.

Lo que debes hacer para comenzar a vivir desde la excelencia


El caso es que, si tanto la exigencia como la excelencia conlleva hacer las cosas lo mejor posible, puede parecer que se trate de lo mismo. Sin embargo, vivir desde la excelencia requiere un cambio de pensamiento que puede hacer que todo lo que hagamos sea mucho más útil y satisfactorio, además de eliminar ese sentimiento de frustración constante que acompaña a la exigencia. Toma nota de estos consejos para vivir desde la excelencia y darás un cambio a tu vida.

Cambia el modo en el que te hablas a ti mismo

Si bien es cierto que vivimos con muchas inquietudes y con muchas ganas de hacer cosas, lo cierto es que debemos ser realistas y conocernos bien para saber hasta donde podemos llegar y luchar por ello. Si te sientes un fracasado porque hoy no has ido al gimnasio y tenías que ir, piensa que en realidad querías ir, ya que se trata de una decisión personal. Por eso, al pensar que quieres ir al gimnasio, no tendrás la exigencia de tener que ir, sino que vas a disfrutarlo. Por ello, el mejor truco para vivir desde la excelencia es cambiar el debo por el quiero.

Sé sincero contigo mismo

Totalmente: vivir una vida de excelencia requiere que nos conozcamos a nosotros mismos, y es que, para lograr un buen desarrollo personal es fundamental que sepamos hacia donde queremos ir. Y es que, si nos ponemos a andar sin sentido, seguramente acabemos perdidos y frustrados. Por eso, ser amables y sinceros con nosotros mismos es el primer paso. Es importante que encuentres qué es aquello que te hace feliz y vayas a por ello. Conocernos y pensar en qué somos buenos y fomentar nuestras cualidades será fundamental para vivir desde la excelencia.

Aprende a aceptarte

Ninguno de nosotros somos perfectos, e intentar serlo a toda costa será una de las causas de que vivamos con frustración. Esto no quiere decir que dejemos de esforzarnos, sino todo lo contrario, solo que cuando no conseguimos lo que deseamos, no debemos decaer. Al final y al cabo la vida está llena de experiencias que nos permiten aprender de nuestros errores. Además, en nuestro camino sucederán muchas cosas que se escaparán a nuestro control. Es importante que aceptemos tanto lo bueno como lo malo que nos pasa e intentemos mejorar y aprender de todas las cosas, sabiendo que somos humanos y que errar forma parte de nuestra naturaleza. Al final, la vida es un proceso de autonocimiento, y conocernos mejor nos ayudará muchísimo.

Toma el control

Muchas veces vivimos según lo establecido. Estudiamos tal carrera, nos casamos y tenemos x hijos. No es que esa vida no sea la idónea, seguramente lo es para mucha gente, solo tienes que pensar si lo es para ti. Alcanzar tu desarrollo personal consiste en vivir tu vida exactamente como quieres, no como quieres los demás. Por eso, tomar el control de nuestra propia vida nos ayudará a vivir una vida de excelencia.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios