Motivos para dejar de quejarse

Deja de quejarte y comienza a disfrutar de la vida

Todos pasamos por momentos complicados a lo largo de nuestra existencia. Todos necesitamos quejarnos de vez en cuando, pero si vemos que todos los días nos quejamos y hacemos de ello una forma de vida y de nuestro carácter, entonces puede que estemos cayendo en un error. El error que nos hace infelices, porque si algo se esconde detrás del hecho de quejarse constantemente lo que se encuentra es una situación que a nivel psicológico termina por destruirnos y hace que perdamos las ganas de hacer cualquier cosa que hasta hace poco tiempo nos llenaba.

La gente que funciona plenamente no se queja nunca. Especialmente no se queja si el día está nublado o de similares cosas que no puedes controlar. Todas las personas tienen cada día miles de motivos por los que quejarse si los buscan, pero si en lugar de ello buscan qué agradecer, seguramente se vuelvan más resolutivos, más útiles y lo que es más importante, más felices. Por eso, aprender a dejar de quejarse es tan importante en lo que a nuestro desarrollo personal se refiere, porque es la vía más importante que tenemos para sentirnos bien.

¿Por qué nos quejamos tanto?

Probablemente si estás leyendo esto estás pensando en lo mucho que te quejas. No te preocupes, se trata de una actitud normal en el ser humano. El caso es que, quejarnos nos hace sentirnos bien a corto plazo, tan bien como quien se toma una copa o ingiere una droga. Son cosas que nos hacen tener al final pensamientos negativos y funcionan en el momento, pero a la larga nos hacen sentir peor.

Llega un momento que nos quejamos sin apenas darnos cuenta, y es que resulta muy fácil hacerlo. A nuestro cerebro no le cuesta nada y ahorra mucha energía al quejarse, por lo que resulta obvio que repitamos tanto este comportamiento. De hecho, hay estudios que demuestran que nos quejamos una vez cada minuto. ¿Increíble, verdad?

Es increíble sobre todo porque quejarse se trata de algo que nos perjudica y nos hace infelices, y cuanto más nos quejamos más nos cuesta parar. Como quien come muchas grasas poco saludables o fuma demasiado cigarrillos. Eso sí, darnos cuenta de lo mucho que nos quejamos puede ser un primer paso.

Claves para dejar de quejarse

Visto lo visto quejarse es demasiado fácil para no hacerlo, por eso, vale la pena echar mano de algunos trucos que pueden ayudarnos a deshacernos de las quejas y de este hábito tan poco saludable. Así, reducir las quejas tiene importantes beneficios para nuestro bienestar y a continuación te lo contamos al detalle.

Sé consciente de cuánto te quejas

Como en todo, el primer paso para dejar de quejarse y de hacer algo es ser consciente de que lo haces. Simplemente con este paso habrás ganado mucho terreno. Cuando vayas a quejarte, piénsalo mejor e intenta parar. Para ello tendrás que convertir tus emociones negativas en positivas y si lo haces, pronto verás como la costumbre se hace menos fuerte y cada vez te quejas menos.

Busca el lado bueno

Es la principal clave para dejar de quejarse, y está claro que hay cosas horribles que no sabemos por dónde coger. Sin embargo, en nuestra vida a menudo pasan miles de cosas a las que podemos sacar un lado bueno y no lo hacemos simplemente, porque encontrar el lado malo es más fácil.

Hazte responsable de tus actos

Todos nos equivocamos de vez en cuando y todos tenemos sentimiento de culpabilidad. El caso es que, en ocasiones le echamos la culpa a los demás para librarnos de este sentimiento. Culpamos a nuestra pareja, al vecino o a la lluvia de habernos equivocado, cuando sería más sencillo asumir que somos humanos y que podemos equivocarnos. Y es que, seguir adelante es la única forma de poder ser feliz. 

No te compares

Una de las cosas que nos llevan a quejarnos son las comparaciones. Nos comparamos con los demás y solo vemos la parte buena de ellos y la parte negativa de nosotros mismos, siendo muy poco objetivos en este punto. Pensamos en lo que nos falta y no en lo que tenemos, nos quejamos de nuestras carencias y se nos olvida todo lo que nos hace felices.

Share this post

Comentarios

comentarios