Consejos para vivir plenamente

¿Quieres llevar una vida plena? Consíguelo con estos consejos

Son muchas las personas que pasan por la vida sin pararse a pensarlo. Estamos viviendo y ni siquiera somos conscientes, no nos paramos a pensarlo, porque tenemos demasiado con nuestro trabajo, nuestras obligaciones, nuestra familia, nuestra hipoteca... Vivimos agobiados y morimos agobiados, dejamos atrás nuestro desarrollo personal y vamos pasando sin pena ni gloria por este camino que es la vida. Tanto es así que al final el hecho de llevar una vida plena en la que reina la paz y la serenidad parece imposible. Un momento... ¿qué significa llevar una vida plena? Hasta eso se nos ha olvidado. Por tanto, la respuesta es simple, si queremos ser felicesalcanzar la plenitud está claro que algo tenemos que hacer.

Seguramente, si estás leyendo esto, muchas veces has pensando lo efímera que resulta la vida y lo poco que nos paramos a disfrutarla. La sociedad de hoy en día nos requiere un ritmo desorbitado, para llegar al colegio, al trabajo, a recoger a tus hijos, para llegar a fin de mes... Por eso, cuando alguien te pregunta que porqué te sientes ansiedad, sientes ganas de gritar. Así que en la medida que vamos recibiendo estas preguntas surge la necesidad de saber qué podemos hacer para llevar una vida plena y vivir con más sosiego.

Cambia tus hábitos y comienza a llevar una vida plena

Llegado a este punto tenemos dos opciones, o retirarnos de la sociedad o seguir unos sencillos consejos para que nuestra vida sea más plena. Simplemente cambiando algunos hábitos, podemos disfrutar de la vida y conseguir esa sensación tan deseada de estar viviendo una vida acorde con nuestras necesidades y estando seguros de que vamos allí hacia donde deseamos dirigirnos.

Practica la meditación

Es muy probable que no sea esta la primera vez que te dan este consejo, incluso puede que ya lo hayas intentando y hayas desechado la idea, y es que meditar al principio, no es nada sencillo. Es importante que no lo dejes pasar. La meditación te ayudará a llevar una vida más plena pues aunque sean unos minutos al día, por ejemplo, algunos ejercicios de yoga te ayudarán a reducir el estrés y podrás reducir incluso la ansiedad de forma considerable.


No te pongas grandes metas, la atención plena al momento presente no es algo que nadie consiga a la primera de cambio, por eso es importante que no juzgues tu experiencia, no hay forma de hacerlo mal, solo hay diferentes meditaciones, pero todo intento será bueno para ti. Si te cuesta mucho, te recomendamos que pruebes con ejercicios de Mindfulness y eches mucha mano de tu respiración. Si eres perseverante, verás como notas los cambios enseguida y te encuentras mucho mejor y con más conocimiento de ti mismo.

Vive de modo saludable

La frase de somos lo que comemos es muy explicativa y no se dice por decir. Si bien es cierto que una alimentación sana es muy recomendable para nuestra salud física, también la salud emocional se verá beneficiada de una dieta rica en nutrientes. Las frutas y verduras, proteínas, grasas y complementos como el Omega 3, serán esenciales para que nos encontremos con todas las capacidades de vivir una vida plena.

Por otra parte, el ejercicio físico también nos ayudará a llevar una vida plena para estar tranquilos y felices, porque nos ayudará a tener más fuerza para afrontar el día y a que nuestra vida, en definitiva, sea más plena. Es importante que practiquemos un deporte que nos guste, con el que disfrutemos, de modo que bis ayude también a desarrollar la paz interior y tengamos toda nuestra atención puesta en lo que estamos haciendo y consigamos disfrutar al máximo.

Haz cosas nuevas, sal de tu zona de confort

Y si el Mindfulness está de moda, que decir de la expresión de salir de nuestra zona de confort. Es el mejor consejo para llevar una vida plena porque hoy en día, y pese a lo beneficioso que se ha demostrado que es abandonar esta zona, todavía hay gente demasiado reacia a dejar su rutina por otra cosa, por muy beneficiosa que parezca. Y es que, aunque todos queremos estar mejor, eso de cambiar... es algo que al ser humano se le resiste.

No hace falta que te vayas a vivir a otro país para salir de tu zona de confort, pero sí que estaría bien que cambiaras las cosas de tu vida que no te gustan. A veces, nos conformamos con un trabajo, con una pareja o incluso con un hobby porque tenemos miedo de ir a por lo que en realidad nos gusta. Sin embargo, siendo coherentes con nuestra situación, podemos atrevernos a vivir más felices, sin miedo a perder lo que no queremos.

Share this post

Comentarios

comentarios