Cómo tener buen karma

5 buenas acciones que puedes tener todos los días para alimentar tu karma

A pesar de que mucho se habla del karma hoy en día, lo cierto es que para muchas personas no está claro qué es y qué implica. Algunos afirman creer en él y otros lo rechazan. Hoy te daremos algunos consejos para alimentar tu karma, pero antes de adentrarnos en el tema, te informamos un poco más sobre este concepto de diversas filosofías orientales, del que tanto se habla.

Según el hinduismo y el budismo, el karma es una energía que asume el papel de juez de lo metafísico. Es decir, no se trata del destino o algo parecido, sino de que las acciones que realizamos tienen consecuencias, y las malas energías que ponemos en lo que hacemos, nos vendrán devueltas. Algo así como que recogemos lo que sembramos. De este modo, las acciones que hagamos positivas, nos volverán en forma de positividad y las negativas de negatividad.

Cómo alimentar tu karma paso a paso

Esta definición podría tomarse al pie de la letra, pero no quiere decir que si robas a alguien te vayas a robar a ti. Lo que quiere decir es que si robas a alguien seguramente algo malo pasará, ya que las energías que atraerás serán negativas. Por eso, conviene tener un buen karma, y hay algunas acciones que podemos hacer todos los días para alimentar el karma y darle un nuevo sentido a nuestra vida.

1. Hazte responsable de tus propias acciones

Se trata de algo básico pero que muy pocas personas hacen. Hoy en día excusarse está de moda, y hagamos lo que hagamos, siempre encontramos la manera de evitar responsabilidades y justificar nuestros actos. Puede que lo hagamos de forma voluntaria o involuntaria, da lo mismo. Debemos comenzar a pensar en lo que hacemos y en las consecuencias que tiene. Solo así, adquiriremos un compromiso total y atraeremos un buen karma poco a poco.

2. Reconoce tus errores

En la línea del principio anterior, reconocer nuestros errores y aprender de ellos nos puede llevar no solo a recoger un buen karma, sino también a tener un mayor conocimiento de nosotros mismos y saber hacia dónde nos dirigimos y que tenemos que mejorar para conseguir nuestros objetivos. Echar balones fuera no servirá de nada, así que comienza por reconocer tus errores, por complicado que sea, y todo comenzará a ir mejor.

3. Sé honesto

Ser honesto no significa hacerlo solo con los demás, sino contigo mismo. De hecho, para conseguir la honestidad, lo mejor es empezar por uno mismo. Para ello, has de ser coherente con lo que dices y haces, de modo que la paz interior sea total y todo lo que recojas será beneficioso para ti, en la línea de tus actos y de tus deseos.

4. Busca el amor propio, más que el de los demás

A veces actuamos de una manera concreta buscando el reconocimiento y aplauso de alguien, y nos olvidamos de gustarnos a nosotros mismos. Estamos tan pendientes de lo que los demás esperan de nosotros que se nos olvida pararnos a pensar qué esperamos de nosotros mismos. Por eso, cuando tomes una decisión piensa en ti, en tus ideales y en lo que piensas que debes hacer, y olvídate de agradar a los demás, eso sí, sin causar daño. Así que ya sabes para alimentar tu Karma quiérte y ponte por delante, un poco de amor propio te dará raíces.

5. Aleja la negatividad

Los problemas, las enfermedades y los conflictos forman parte de nuestra vida y no hay que ignorarlos, pero tampoco hay que darle más importancia de la que tienen. Entendemos que puedas estar preocupado con un tema, pero hablar demasiado de él solo conseguirá que esparzas negatividad, y que esta se ancle en tu vida. Hablando de cosas negativas solo conseguirás atraer negatividad, así que, comienza por eliminar estos pensamientos para alimentar poco a poco tu karma y tomar las riendas de tu vida.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios