Qué son los objetivos emocionales

Establece tus propios objetivos emocionales con estas pautas

Desarrollarnos plenamente en todos y cada uno de los aspectos de la vida (el familiar, el social, el laboral, el económico, el íntimo o el personal) es una tarea muy difícil pero a la vez importante. Importante en la medida que definimos no solamente a dónde nos gustaría llegar, sino qué o cómo queremos ser, cómo nos definimos a nosotros mismos. (LINK). En este contexto es en el que hablamos de objetivos emocionales, comprendemos el arte de las emociones y podemos gestionarlas.

El bienestar para nuestro desarrollo personal depende de nuestra percepción, así como de los objetivos que nos propongamos. Establecer objetivos emocionales nos ayuda trabajar nuestro sentido espiritual, nuestro lado más humano y más personal. Y es que, sentirnos desarrollados y descubrir nuestro lugar, así como nuestra esencia, depende de muchos factores, pero muy especialmente de cada una de las características que nos forman como personas y esto es lo que identifica nuestra forma de ser y lo que nos hace únicos.

¿Qué son los objetivos emocionales?

Para definir correctamente los objetivos emocionales es necesario, en primer lugar, poner el foco en cada uno de nosotros, adquirir un mejor conocimiento de las propias emociones, y descubrir aquellas metas que queremos lograr para sentir armonía en nuestro interior.

Según apunta el psicólogo Rafael Bisquerra, los objetivos emocionales nos ayudan a adquirir un mejor conocimiento de las propias emociones, pero también nos ayudan a identificar las emociones de los demás, a desarrollar la habilidad de gestionar las propias emociones, y a prevenir los efectos perjudiciales de las emociones negativas.

Cómo controlar las emociones negativas

Asimismo, los objetivos emocionales nos enfocan a desarrollar una mayor competencia emocional, contribuyen a que desarrollemos la auto-motivación, incluso, nos capacitan para adoptar una actitud positiva ante la vida.

Por lo tanto, los objetivos emocionales están estrechamente vinculados con la educación emocional, y son todas aquellas metas que nos ponemos a nosotros mismos con la finalidad de sentirnos mejor desde nuestro interior.

Define tus metas emocionales con estas pautas


Tal y como hemos visto, los objetivos emocionales son distintos a aquellos que nos marca la sociedad y están íntimamente ligados a nuestro desarrollo interior. Por ello, para marcar los propios objetivos o metas emocionales es necesario hacer una profunda labor de introspección, con la finalidad de conocernos mejor para saber qué queremos realmente.

Qué es el autonocimiento

pathdoc || Shutterstock

Sin embargo, esta labor de conocimiento personal y de introspección se puede conjugar con otra serie de pautas que te ayudarán a definir tus objetivos emocionales en la vida:

Márcate objetivos realistas  a la vez que desafiantes

Para poder ser alcanzados, todos los objetivos emociones deben ser realistas. Sin embargo, el hecho de que sean realistas no significa que éstos no deban ser desafiantes, es decir, que suponga un verdadero reto el hecho de alcanzarlos. Una de las grandes ventajas de marcarse objetivos desafiantes, es que éstos siempre nos mantienen motivados.

Aplica emociones positivas

Una vez que tengas definido el objetivo, lo ideal es que seas capaz de impregnarlo de emociones positivas, porque no hay nada más motivador que pensar en todas esas cosas que nos gustan y nos hacen sentir bien.

Recuerda cada día lo increíble que será lograrlos

La psicología ha demostrado que estar motivados para hacer cosas es un aspecto dinámico del comportamiento que nos permite evolucionar y progresar. Luchar por conseguir y por lograr algo que consideramos relevante, da más sentido a nuestra vida que el hecho de no tener objetivos.

Compártelos

Una vez que los tengas definidos y que hayas puesto en ellos todas las emociones positivas que se te pasen por la mente, no te los guardes para ti mismo, compártelos. Y es que el hecho de compartirlos con las personas que más te importan, te ayudará a conectar todavía más con todos esos objetivos que te has marcado y también con las personas que te rodean.

Bibliografía [+]
  • Bisguerra Alzina, R. (2011). Educación Emocional Propuesta para Educadores y Familias.
  • Collado, E. D., & Vindel, A. (2014). Desarrollo personal y bienestar. Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés. España.
Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios