Qué es la filosofía Ikigai

El método Ikigai tiene guardados para ti estos beneficios

Ansiedad, depresión, estrés... hoy en día es difícil encontrar a alguien que no haya padecido de algún trastorno de el estado de ánimo, que no corra detrás de todas sus tareas y esté algo más triste de lo que debería. Y es que, encontrar la felicidad en los tiempos que corren es algo por lo que muchos pagarían. A veces el camino es duro, acaba con nuestra motivación y nos resignamos. Cuando nos sentimos así existe una palabra mágica que puede ayudarnos: Ikigai, y cuando conozcas en qué consiste quedarás sorprendido/a.

En qué consiste el método Ikigai

De acuerdo con el método Ikigai todos tenemos una pasión interior, eso que hace que nos lleva a levantarnos por las mañana. Se trata de un don que llevamos dentro, que nos gusta hacerlo y en la vida moderna se podría traducir por aquello que hace que te olvides del teléfono móvil cuando lo practicas. Es ese algo que nos permite tener una paz interior y encontrarnos mejor con nosotros mismos.

Normalmente pasión y trabajo no suelen ir unidos en nuestra época, y como el trabajo acapara nuestro tiempo, acabamos por olvidar nuestra pasión, o lo que es peor, por no llegar a encontrarla. Por eso, cuando nos jubilamos, sentimos que el tiempo libre se nos echa encima, porque no encontramos pasión por nada ni razón para vivir. En cambio, si cultivamos nuestro Ikigai, siempre estaremos activos, y siempre tendremos una vía de salida para nuestro desarrollo personal, algo por lo que levantarnos todas las mañanas. Algo que depende solo de nosotros mismos.

Si todavía no has encontrado tu Ikigai, te recomendamos que salgas afuera, experimentes y lo descubras. Una vez sepas que es lo que te apasiona solo tienes que ponerte manos a la obra para disfrutar de la vida. Sin inmediateces, sin mirar el móvil cada dos minutos ni estar pendiente de nada más, simplemente convirtiéndote en un maestro de aquello que amas.

Los 3 beneficios de la filosofía japonesa Ikigai

Encontrar la felicidad es el principal objetivo del Ikigai, que pretende que vivamos apasionados y no preocupados por todo lo que nos acontece. Gracias a esta doctrina japonesa, tener un Ikagai puede ayudarnos en numerosos aspectos de nuestra vida. Si quieres saber más, echa un vistazo a lo que a continuación te contamos.

1. El Ikigai te ayuda a vivir sin estrés

Si bien es cierto que una pasión requiere de esfuerzo y perseverancia, el Ikigai te anima a tomártelo con calma. Sin prisas ni presiones, solo disfrutando de lo que realmente amas. Son muchas las ocasiones en las que encontramos algo que amamos, pero la presión de tener que hacerlo le quita la gracia. El Ikigai pretende alejar el estrés así como evitar lo que nos causa ansiedad y dejar espacio solo al disfrute personal.

2. Una vida más larga

Según un estudio japonés, viven más aquellas personas que tienen un Ikigai. Gracias a esta pasión las personas vivían felices, sin agobio ni estrés, lo que les proporcionaba una mejor salud mental y también física. Y es que, vivir en el aquí y en el ahora es fundamental para encontrar tu razón de ser. Porque no solo hace que disfrutemos más de nuestra vida, sino que lo hagamos durante más tiempo.

3. Te ayuda a cambiar hábitos

Siempre estamos hablando de la importancia de una vida sana y unos buenos hábitos. Aí, tener un ikigai hace que estos hábitos surjan de forma natural en ti, de modo que el ejercicio físico, el contacto con la naturaleza y aprovechar el momento, estén presentes en tu vida de manera natural.

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios