Tips para dejar de sufrir todo el tiempo

5 consejos infalibles para acabar con el sufrimiento

En la vida es inevitable atravesar momentos que nos producen dolor, pero saber superarlos es básico para no caer en una espiral que acabe instalándonos en el sufrimiento. Filósofos, psicólogos y grandes pensadores coinciden en que ser feliz es una decisión personal y que terminar con el sufrimiento no depende tanto de las circunstancias externas sino de nuestra propia actitud y conducta.

Algunas de las circunstancias que nos producen este sufrumiento son por ejemplo la pérdida de un ser querido, la ruptura con la pareja, una infancia traumática o un varapalo profesional… las situaciones dolorosas forman parte de la existencia pero ante ellas hay dos opciones: asumir ese dolor, vivirlo y superarlo, o quedarnos con ese sufrimiento que nos impide avanzar y disfrutar de lo bueno que tenemos al alcance de la mano.

¿Cómo nos enfrentamos al dolor?

El sufrimiento siempre tiene un origen, una causa que no es otra que una situación dolorosa. De nuestra respuesta cognitiva y emocional ante ella depende nuestra capacidad para detener el sufrimiento y volver a la normalidad. También es cierto que con el tiempo nos acercamos más hacia un desarrollo personal completo, y somos más fuertes ante las adversidades gracias a la experiencia adquirida.

Tenemos distintas opciones a la hora de manejar el dolor y hacerle frente pero todas pasan por asumirlo y superarlo. Es lo que los psicólogos denominan resiliencia: la capacidad para adaptarnos y sobreponernos a los momentos puntuales de dolor. Así, ante el sufrimiento hay dos cosas que podemos hacer para no resignándonos a sufrir y poder avanzar en nuestro desarrollo personal:

  1. El primer paso para enfrentarnos al dolor y al sufrimiento es cambiar o acabar con la fuente que nos causa esa sensación. Por ejemplo, separarnos de una persona tóxica, de alguien que nos hace daño.
  2. Modificar nuestra actitud ante esa situación dolorosa. Si no puedo cambiar algo que no me gusta, voy a intentar afrontarlo de otra manera sacando lo positivo incluso de los fracasos y de las malas experiencias.

Las cinco claves para acabar con el sufrimiento


Es fundamental identificar aquello que te hace sufrir porque es la única manera de tomar medidas efectivas para terminar con ese sufrimiento que impide la felicidad. Cada situación es diferente, pero algunos consejos que debes aplicar para dejar atrás lo que te hace sufrir son:

1. Vive el momento

Son muchas las personas que sufren por acontecimientos pasados o por preocupaciones de cara al futuro. Por ejemplo, tomar consciencia de que solo existe el aquí y el ahora, que no tiene sentido atormentarse por algo que ya no tiene remedio o por algo que es una incertidumbre. Así es cómo vivir en el momento te ayudará a dejar de sufrir y a entender que lo importante es  aprovechar cada minuto.

2. Practica la comunicación efectiva

Otro consejo para dejar de sufrir es aprender a gestionar las emociones y aprender a expresar los sentimientos porque ambos son una excelente terapia para evitar que el sufrimiento se instale en tu interior y eso es una realidad. Además, si lo piensas ¿cuántos momentos dolorosos podríamos evitar hablando, para intentar, así, solucionar cualquier adversidad? Aclarar un problema por el que has perdido la amistad de alguien a quien apreciabas, pedir perdón porque has hecho daño a alguien y eso te hace sufrir, hablar con tu pareja porque no te sientes querida o valorada, exponer a tus jefe cualquier discrepancia laboral por la que te sientes mal… Comunicar lo que sientes o piensas de manera efectiva es una buena barrera para frenar el sufrimiento, así que no lo pienses más.

3. Positiva y optimista

Para dejar de sufrir hay que estar dispuesta a tener una actitud positiva ante la vida porque se convertirá en la mejor herramienta para dejar a un lado el sufrimiento. Sabemos que no es fácil y que conscientemente nadie sufre porque quiere pero decidir pensar en positivo, “re educarnos” en una actitud optimista de la vida es un esfuerzo que hay que hacer. Por eso, intentar ser una persona más optimista y con constancia, da resultados.

4. Toma las riendas

Tú tienes el poder de cambiar las cosas. A veces, acabar con el sufrimiento requiere la toma de decisiones muy concretas que tal vez resulten difíciles. Averigua qué te hace sufrir y pon fin a esa situación dolorosa ¡cueste lo que cueste!

5. Busca tu equilibrio interior

El dolor lo pueden provocar causas externas pero el sufrimiento está en lo más profundo de tus sentimientos y emociones. Un esfuerzo de introspección, en el que la meditación puede ser pilar básico, te ayudará a conocerte mejor y a deshacerte de todos esos pensamientos negativos que hacen que sufras negándote la felicidad que mereces.

Esto son solo algunos de los cambios que puedes producir en tu vida para dejar el sufrimiento a un lado y comenzar a tomar las riendas de tu vida. ¡A por ello!

Mariola Báez

Periodista, redactora especializada en temas de salud, psicología, nutrición, belleza y fitness, con más de 10 años de experiencia escribiendo sobre estos y otros temas.

Comentarios

comentarios