Seguir tus deseos personales

Reafirma tus deseos personales con estos consejos

Vivir con el piloto automático se ha convertido en el pan de cada día de nuestro tiempo. Existimos para realizar actividades que tenemos programadas, sin pensar en lo que estamos haciendo, simplemente lo hacemos. Pensamos que deseamos unas cosas pero tenemos que hacer otras. Vivimos corriendo, sin disfrutar, sin darnos cuenta de lo que está pasando. En definitiva, vivimos sin hacer caso a nuestros deseos personales y dejamos a un lado lo que nos llena y lo que nos hace felices.

Esto puede tener graves consecuencias en nuestras ilusiones. Hablamos de perseguir nuestras metas y definir los objetivos, porque al principio mantenemos la planificación al pie de la letra pero cuando nos damos cuenta hemos dejado a un lado los deseos personales, nuestras necesidades y aquello que en realidad nos mantiene motivados. Por eso, no perder de vista los deseos personales y ser un poco más constantes es lo que necesitamos para que nuestro desarrollo personal no se detenga.

¿Qué debes hacer para alcanzar tus deseos personales?

Saber lo que cada uno de nosotros quiere no es cosa de broma. Puede que estés pensando que tú si lo sabes, pero la verdad es que nunca te has parado a pensar de verdad. Estudios, trabajo, matrimonio, hijos... la sociedad nos impone unos deseos, y puede que sean los nuestros pero también puede que no. Incluso es posible que nos revelemos contra ellos pero que tampoco queramos la parte opuesta. Entonces, pensar en qué queremos y cómo conseguirlo es el primer paso para saber qué queremos realmente. Si quieres saber cómo reafirmarte en tus deseos personales, no basta con pensarlo de vez en cuando. Estas son las claves para reafirmar tus deseos personales, para que los tengas claros, de forma que estés más cerca de conseguirlos.

No te olvides de quien eres y qué quieres

Por supuesto, para reafirmar tus deseos no debes dejar que se esfumen, por lo que será importante que dediques un tiempo a pensar en ellos. Por ejemplo, si quieres conseguir sacarte la una carrera en la universidad, puedes pasar unos minutos al día pensando en cómo conseguirlo. Planear este deseo te puede llevar a darte cuenta de que en realidad es lo que quieres o todo lo contrario. Por eso, es tan importante que quitemos el piloto automático y dediquemos un momento a conocernos mejor a nosotros mismos, a saber lo que queremos en realidad, un proceso de reflexión.

Practica la meditación

A estas alturas ya sabemos que aprender a vivir en el aquí y el ahora es fundamental para estar bien con nosotros mismos. Sin embargo, es algo que muy pocas personas consiguen. Hay algunas actividades que pueden ayudarte a centrarte solo en lo que estás haciendo y a olvidar lo que tienes que hacer a continuación. Y es que, no hay nada peor que tener todo el día el "runrun" en la cabeza de algo que te preocupa, mientras realizas otras actividades. Una buena opción para no perder de vista tus deseos personales es practicar la meditación porque esto te ayudará a relajarte. Una vez relajado, con tranquilidad y serenidad, seremos capaces de tener un momento de paz que nos permita averigua qué es lo que sabemos que queremos y qué es lo que directamente no queremos.

Te invitamos a que imagines cómo sería vivir sin pensar en la tarea que tienes que hacer al momento siguiente. Sentarse a comer solo pensando en comer, dar un paseo centrándote en las sensaciones al caminar. Sin preocupaciones en la cabeza, sin ansiedad y sin culpa. Practicando la meditación podremos conseguir este estado en el que nos encontramos con nosotros mismos y podremos vivir en el momento presente.

Rodéate de personas que apoyen tus deseos

Hay personas tóxicas, manipuladoras, envidiosas o simplemente imbéciles. En el mundo hay muchas personas que debemos evitar y es que, juntarnos con según que tipo de gente puede arruinar nuestros sueños. A veces nos quedamos prendados de personas que son malas para nosotros, que nos boicotean y nos reducen. Por ello uno de los mejores consejos para reafirmar tus deseos personales es valorar quién está siempre y quién nunca ha importado. Es complicado, pero hay que saber con quien invertir tu tiempo.

Si quieres paz, rodéate de personas calmadas, y si quieres diversión hazlo con gente divertida. Es tan sencillo como elegir con quién te sientes mejor, y alejar de tu vida a toda aquella persona que te hace sentir mal, sea por la razón que sea. Sólo así encontrarás el camino para reafirmar tus deseos personales.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios