Consejos para ser más amable con uno mismo

Descubre lo que debes hacer para ser amable contigo mismo

La gente amable se valora enormemente a una persona amable. A todos nos gusta que los demás se porten bien con nosotros, que sean simpáticos y que se muestren comprensivos, es decir que sean amables. La amabilidad es una cualidad que todos queremos recibir, y sin embargo, muchas veces se nos olvida lo más importante, que es ser amable con nosotros mismos. Seguramente, te suene la frase de que tú eres tu peor enemigo, y es que, así nos comportamos con nosotros mismos. Y es que, cuando aprendemos a ser amables con nosotros mismos, los beneficios son múltiples, nuestra autoestima aumenta, nos sentimos más fuertes.

4 consejos infalibles para ser más amable con uno mismo

Las exigencias, el estrés, la competitividad... hay un sin fin de sentimientos negativos que nos hacen machacarnos y eso nos destrozan la autoestima. Por eso, aprender a ser amables con nosotros mismos es algo que todos debemos trabajar. De ese modo, podremos vivir más felices, vivir con plenitud y además, también podremos ser más amables con los demás. Para ello, vamos a descubrir algunos consejos para ser más amables con nosotros mismos, de modo que podamos vivir con más armonía.

Aprende a perdonarte

Una de las primeras cosas que debemos comprender para ser amables con nosotros mismos no hacernos daño, es aprender que no somos perfectos, aceptarlo. Cada uno tenemos nuestras virtudes y nuestros defectos, y saber reconocerlos y perdonarnos es fundamental para ser más amable con uno mismo. Cuando nos equivocamos podemos lamentarnos por ello o podemos asumir que somos humanos y podemos errar e intentar aprender de ello. Cuando veas que has hecho algo que no debías o mejor dicho, que no querías, puedes intentar ser benevolente, entenderte, perdonarte y prepararte para hacerlo mejor la próxima vez.

Habla contigo como a tu mejor amigo

Si nos paramos a pensar a veces nos sorprenderíamos la forma en la que nos hablamos, los insultos que nos decimos y lo poco que nos apreciamos. De hecho, si lo piensas, seguro que no aguantarías que alguien te dijera las cosas que te dices a ti mismo, y sin embargo, lo seguimos haciendo, nos seguimos machacando día y noche. Cuando tengas un problemas, cuando te encuentres mal o cuando te hayas equivocado en algo, piensa cómo tratarías a un amigo que estuviera en esa situación. Se trata de un ejercicio para ser más amable contigo mismo muy útil, ya que puedes aconsejarte, cuidarte y consolarte como lo harías con una persona a la que quieres mucho. Y es que, tenemos que querernos a nosotros mismos antes que a nadie.

Cuida tus hábitos

Una de las mejores formas de tener una buena salud emocional es cuidar ciertos hábitos. Y es que, cuando aprendes a cuidarte a ti mismo, las percepciones de la vida se vuelven más positivas, por eso, el término cuidarse no significa hacer lo que nos de la gana o dejarnos llevar por la pereza, sino practicar hábitos saludables. Hacer ejercicio, mantenerse en contacto con la naturaleza y llevar una dieta sana y equilibrada son factores clave a la hora de tratarnos mejor. Y es que, si practicamos ciertos hábitos saludables, comprobaremos nuestro humor mejora, y, al final ser más positivos nos ayuda a ser más amables con nosotros, ¿por qué no intentarlo?

Todos tenemos malos momentos

Otra de las cosas que nos llevan a despreciarnos y a deprimirnos reside en la concepción que tenemos de nuestros malos momentos. A todos nos dan bajones y todos pasamos por momentos complicados. Comprender que estar triste es algo normal y que a todos nos pasa, nos ayudará a no torturarnos más con nuestro estado de ánimo y a salir antes de ese estado. Si estás pasando por un mal momento, recuerda que un mal día no es un mal mes y un mal mes no es para nada una mala vida. En todo nuestro trayecto en este mundo pasamos por cosas buenas y malas y no significa que se vaya a durar para siempre. Así que no te torture, sé amable contigo y piensa que todo pasa.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios