Ser realista para confiar en ti

Las razones por las que ser más realista aumentará tu autoestima

Disponer de una sana autoestima es algo que a mucha gente le cuesta conseguir y sin embargo, se trata uno de los pilares fundamentales que sostiene nuestra felicidad. Muchas de las personas que tienen una autoestima baja ni siquiera reconocen el problema pero sí que sufren sus causas, como la ansiedad, la depresión o incluso el estrés. Por eso, es importante que trabajemos nuestra autoestima, y una de las ayudas que mejorará nuestra autoestima será ser más realista sin lugar a dudas.

Uno de los factores que más empobrecen nuestra autoestima y nos impiden ser realistas son los pensamientos negativos. Las personas con baja autoestima tienden a tener rumiaciones constantes sobre lo que les acontece y cómo todo lo negativo que les pasa es culpa suya. Trabajar estos pensamientos será el primer paso para cambiar nuestra autoestima y ser más realistas, porque para cambiar nuestro modo de encontrarnos, tenemos que cambiar ciertos hábitos.

¿Por qué siempre me siento culpable?

La culpabilidad es un factor clave y un habitual en las personas que poseen baja autoestima. Esto sucede porque tienden a atribuir lo que les pasa a causas internas, es decir, creen que todo lo malo es su culpa, que les pasa por algo malo que tienen ellos y que además, no se puede cambiar.

Y como en la vida nos pasan cosas buenas y malas a todos, las personas con baja autoestima creen que todo lo bueno es cuestión de azar. De hecho, a menudo piensan que no se lo merecen, de modo que viven una vida en la que no tienen mérito de nada, pues lo malo es cosa suya y lo bueno una cuestión de suerte. No es de extrañar que se sientan miserables y que no consigan ser felices.


Uno de los pasos más importantes que nos harán tener buena autoestima será justamente, el dudar de estos pensamientos. En la vida nos pasan cosas que no podemos cambiar y cosas que sí, y debemos aprender a aceptar unas y trabajar las otras. Por todo ello, adoptando una visión realista podemos aumentar nuestra autoestima, modificar esta forma de pensar, y darnos la importancia y el valor que realmente merecemos.

¿Cómo trabajo para ser más realista?

Como toda meta en la vida y concretamente, toda meta emocional, para llegar a ella tendremos que trabajar y realizar cierto esfuerzo. No hay ninguna pócima mágica, sino que, conseguir una buena autoestima  y ser más realista, cuesta su trabajo. La buena noticia es que con esfuerzo es posible conseguirla, y que por la felicidad todo vale la pena. ¿Te animas a probar?

Pues bien, a continuación te daremos algunas claves que te te ayudarán a ser más realista y a aumentar tu autoestima, alejándote de esa visión negativa de las cosas. Esto te ayudará a quererte y te dará la energía que necesitas para afrontar tu vida con felicidad y caminar hacia el éxito, sea cual sea el camino que elijas.

Trabaja los pensamientos negativos

A veces, tenemos demasiados demonios en nuestra cabeza. Ideas que nos dicen que no valemos lo suficiente, que no somos capaces o incluso que somos un desastre. Muchas personas creen que trabajar los pensamientos negativos significa alejarlos, lo que pasa es que son algo insistentes y no se irán sin más. Para cesar los pensamientos negativos  y ser más realistas, tienes que luchar contra ellos, y esto significa razonarlos y desacreditarlos. Así que, cuando te venga un pensamiento negativo no dejes que pase, anótalo si es necesario. Si quieres puedes ayudarte de alguien de confianza o incluso de un profesional como un psicólogo. Razonar y argumentar la veracidad de ese pensamiento te ayudará a alejarte de él.

Ponte metas realistas

Quererse a uno mismo significa conocerse, no creerse que todo lo hacemos bien. Las personas somos diferentes y cada una tiene sus virtudes y sus defectos. La gente que posee una sana autoestima sabe potenciar las primeras y aceptar los segundos. Así que, si tu sueño es cantar pero no tienes ningún oído, será mejor que pienses en algo un poco más realista que seguro que podrás hacer mejor. Y es que, por mucho que creamos en nosotros mismos, no podemos pensar en volar más alto de lo que podemos. Tal vez en ese punto podamos encontrar nuestra motivación y dejarnos llevar un poquito más. La vida nos sorprende y cuando menos lo esperamos hay una oportunidad que nos hará felices ante nosotros.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios