3 cosas que debes preguntarte para saber si necesitas ayuda psicológica

Que la vida es complicada para todos no es nada nuevo, pero aprender a recibir los golpes es cosa de cada uno. Sentirse más o menos triste no es cosa de débiles ni de fuertes. Igual que tener ansiedad no nos hace más frágiles. Por estos motivos, entre otros, más de una vez nos hemos preguntado si debíamos acudir al psicólogo o no, si era o no lo mejor para nosotros en ese momento.

Durante años, ir a un psicólogo ha sido un tema tabú, algo que no nos atrevemos a contar. Se suponía que, quien necesitaba ayuda psicológica era una persona insana, loca, y digna de ser temida. Hoy en día, esa creencia se está desmitificando, y se pone en evidencia la necesidad de ir a un psicólogo. Las personas tenemos nuestras debilidades, nuestros traumas y nuestras vivencias, y a veces, intentar ser fuertes y dejar atrás ciertas cosas no es fácil.  Sobre todo, no es nada fácil cuando ni siquiera nos damos cuenta de que estamos obviando el problema. Lejos de todo esto, acudir a la terapia psicológica tiene grandes beneficios que en algunos momentos de nuestra vida, no deberíamos desaprovechar.

George Rudy || Shutterstock

Pautas para saber cuándo acudir al psicólogo

Si te sientes mal y no sabes si te vendría bien acudir a un psicólogo, te damos algunas pautas para saber cuándo te convendría ir al psicólogo, para que veas cuando es un buen momento para pedir cita con este tipo de profesional.

¿Notas cambios en tu conducta?

Puede que estemos sufriendo el sentimiento de irritabilidad que la tristeza nos haya invadido o que nos sintamos decaídos. El caso es que no controlas tus emociones y es más, salen a la luz en el peor de los casos. En una reunión de trabajo, con la familia o con tus amigos. No hay forma de controlarlas y el mostrar tu malestar hace que el mismo vaya en crecimiento. Se trata de situaciones que se escapan a nuestro control. Estallamos a llorar de forma incontrolada o mostramos más agresividad que de costumbre. Todo esto son señales de que debemos acudir a terapia psicológica para ver qué es lo que nos pasa. Porque puede que el psicólogo nos de las herramientas que necesitamos para gestionar nuestras emociones y deshacernos de aquello que nos inquieta.

El concepto de tristeza

SanchaiRat || Shutterstock


Y el problema se vuelve más evidente cuando, ni siquiera nos damos cuenta, y son las personas de nuestro alrededor las que nos alertan. Si últimamente te sientes más raro que de costumbre y no sabes por qué, acudir a un psicólogo puede darte las claves para sentirte mejor. No se trata solo de averiguar qué te pasa, sino que, gracias a la ayuda de este profesional, podrás conocerte mejor a ti mismo, trabajar tu autoestima y evitar que la situación vuelva a aflorar en el futuro.

¿Ha ocurrido algún suceso en tu vida al que no puedes hacer frente?

Puede ser una ruptura de pareja, la pérdida de un ser querido, un despido laboral… Hay miles de motivos que pueden hacer que todo nuestro mundo se desmorone. A cada persona le afectarán más unos que otros, por eso, en lugar de compararte, lo importante es que te cuides y acudas a un psicólogo porque es una buena estrategia para superar este dolor emocional que te impide continuar con normalidad tu día a día.

Durante la terapia, sea cual sea tu situación, el psicólogo te dará las claves para encontrar la forma de superar el suceso al que te enfrentas. La vida es un camino difícil, y en ocasiones, necesitamos una guía para saber salir de ellas. Aprender, conocerse a uno mismo y levantarse, forma parte del camino de la vida. Eso sí, si no puedes solo o no sabes si lo estás haciendo correctamente, no habrá mejor forma de conseguirlo que acudiendo a terapia.

¿Te encuentras a gusto contigo mismo?

Tampoco hace falta una razón de peso para acudir al psicólogo. Del mismo modo que hay personas que acuden por un malestar prolongado, o por algún problema de malos tratos, adicciones o pérdidas, también hay quien acude simplemente para mejorar.

Saber gestionar nuestras emociones no es cosa de broma, y en la sociedad en la que vivimos, somos más los que vamos a salto de mata que los que nos paramos a pensar en nosotros mismos. Un psicólogo te puede dar las herramientas para hacerte sentir mejor, para conseguir la inteligencia emocional que necesitas para hacerte con aquello que deseas.

En definitiva, si dudas sobre ir al psicólogo o no lo mejor es que te tomes el tiempo que necesitas para tomar la decisión. Pero desde el momento que te preguntas a ti mismo para saber cuándo ir al psicólogo has comenzado ya a experimentar los síntomas por los que deberías acudir al psicólogo así que no te sientas mal, porque has dado el mejor paso que podrías dar.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios