Cómo cuidarse a uno mismo

No te dejes de lado y cuídate a ti mismo

El día a día nos lleva, a veces, a estar tan ocupados que olvidamos por completo la importancia de cuidarnos a nosotros mismos. Pequeñas acciones del día a día como dedicarse más tiempo a uno mismo o como dejar de detenerse en lo que resta en lugar de lo que suma, pueden tener unas consecuencias muy positivas para nuestro equilibrio emocional y bienestar.

Así, nuestra autoestima es algo que nunca debemos dejar de trabajar y de forma indirecta aprender a cuidarse y a no dejarse de lado es una premisa básica para cambiar por completo el chip.

Estas son las claves para cuidarse a sí mismo

La rutina, el estrés y las tareas del día a día nos llevan a olvidar que detrás de nosotros, existe una persona que nos acompañará de por vida y a la que debemos de cuidar. Aunque pienses que ponerte en el primer lugar de tu lista de prioridades puede parecer egoísta, lo cierto es que no lo es.

De hecho, aunque somos seres emocionales y nos gustar preocuparnos y cuidar de las personas que nos rodean, lo cierto es que cuidarse a sí mismo es la mejor inversión que una persona puede hacer en su vida. Te contamos qué puedes hacer para que, a partir de ahora, empieces a cuidar de ti mismo, una labor que, aunque a priori parezca algo complicada, es perfectamente factible:

1. Busca la relajación en tu día a día

Aunque la vorágine del día a día te lleve a estar demasiado ocupado, debes buscar un momento del día para relajarte y pensar en ti mismo, en tu salud, en tu bienestar psicológico, así como en tus necesidades y prioridades. Así, sacar tiempo para ti, como diez minutos al día de relax y relajación mientras te tomas una taza de té será un tiempo más que suficiente para empezar a cuidar de ti mismo y de preocuparte por todo lo que le pasa a tu alrededor, a tu cuerpo y a tu mente en el día a día.

Cuáles son los beneficios mentales del yoga

eldar nurkovic || Shutterstock

2. Empieza a reírte más


¿No lo sabías? El poder de una sonrisa no tiene límites, pues tiene muchos beneficios a nivel fisiológico y sentimental. Por ello, una buena forma de empezar a cuidar de ti mismo es practicar más la risa cada día. Puedes provocar la risa compartiendo tiempo con tus seres queridos, viendo una película, una serie de televisión o leyendo una novela que tenga una trama divertida. No importa que herramienta utilices, lo importante es que te rías cada día, y pronto lo empezarás a notar en tu estado de ánimo.

3. Aléjate de lo negativo

Existen muchas personas en nuestro entorno que están cargadas de una energía negativa que resulta muy poco beneficiosa para los demás. Para empezar a cuidar de ti mismo, debes mantener alejadas a todas aquellas personas que te transmiten sentimientos negativos. Y es que, las relaciones tóxicas, ya sean de pareja, de familia o de amistad, pueden acabar perjudicándote a nivel emocional. Por ello, procura rodearte de aquellas personas que refuercen tus ganas de alcanzar tu propio bienestar, así como de todos los pensamientos negativos.

4. Practica ejercicio físico

Recuerda que 'mens sana in corpore sano' es una afirmación que funciona, y mucho, si lo que buscas es empezar a cuidarte de ti mismo. El ejercicio físico te aporta beneficios a nivel fisiológico, pero también supone una buena dosis de endorfinas que te harán sentirte mejor y a tener una mente más sana.

5. Escúchate a ti mismo

Una de las claves más efectivas para empezar a cuidarse a sí mismo es empezar a escucharse. Y escucharse significa conectar con las necesidades más inmediatas que puedan surgir en el interior de cada persona. Las personas que olvidan atender sus necesidades y que priorizan en el bienestar de los demás, suelen tener problemas para quererse y aceptarse a sí mismos, algo que puede perjudicar su autoestima.

Qué sucede cuando tienes una autoestima fuerte

Rawpixel.com || Shutterstock

6. Organiza tu entorno

El hecho de tener un entorno organizado y completamente adaptado a las necesidades de uno mismo, facilita en gran medida la tarea de cuidarse a sí mismo. Por ello, procura tener siempre en orden los entornos en los que pasas gran parte del día, como tu casa o tu lugar de trabajo, entre otros lugares.

Share this post

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios