Cómo vencer los complejos físicos

El físico y las inseguridades: quiérete como eres

Vivimos en una sociedad muy marcada por la belleza física. Tenemos unos cánones realmente marcados, cuerpos monumentales, delgados, con músculos se pasean por nuestras televisiones y nuestras revistas a diario. Y nosotros, lo mortales del otro lado de la pantalla, nos llenamos de complejos e inseguridades en cuanto a nuestro físico y como consecuencia nuestra autoestima se resiente.

Lo cierto es que la belleza no se puede medir. Nadie es perfecto y todo el mundo tiene sus inseguridades en este campo. Más altos, más delgados, más musculosos o más rubios. El caso es que, todos tenemos algo que queremos cambiar. La inseguridad del físico entra dentro de lo normal. Eso sí, en algunas ocasiones llega un punto en el que domina toda nuestra persona, bloquea nuestra autoestima y nos quita autonomía. Se trata de una situación en la que nuestro propio cuerpo y nuestros supuestos defectos, y esto es una de las cosas que nos quitan nuestras ganas de vivir y que tenemos que evitar a toda costa.

Trucos para vencer las inseguridades

La importancia de superar nuestros complejos

Lo cierto es que es complicado que te gusten todas y cada una las partes de tu cuerpo, pero lo que sí que podemos hacer es aceptar nuestros complejos y amarlos. Las personas no somos perfectas, cada uno tiene sus cosas. Pero lo maravilloso del asunto es que, son precisamente estas pequeñas cosas las que hace que cada uno seamos únicos. Una vez que hayamos comprendido una afirmación tan básica como esta estaremos preparados para vencer nuestros complejos lo mejor que podamos. Si no lo sabemos gestionar correctamente entonces comenzamos a caer en el autosabotaje de manera precipitada.

Qué significa el autosabotaje

Syda Productions || Shutterstock

El ser humano es imperfecto, y de ahí su grandeza. Para querernos a nosotros mismos, lo primero que tenemos que saber es que no podemos ser 100% perfectos, y que en esto mismo radica nuestra esencia. Seguro que has visto a personas aparentemente bellas con mil complejos, y a personas con un defecto más marcado que actúan amándose completamente. Lo curioso del asunto es que, son estas segundas personas, las que terminan por resultar más atractivas. Por eso, quitarnos de encima nuestro complejos, aceptarnos y querernos tal y como somos, nos dará las claves no solo para parecer más bellos, sino también para ser más felices y poder conseguir aquello que nos propongamos.

Consejos para superar las inseguridades físicas

Todos sabemos que los complejos no nos ayudan. Si estás leyendo esto puede que quieras deshacerte de ellos pero no sepas cómo. Te recomendamos que sigas leyendo, y te daremos algunos consejos que pueden ayudarte a superar las inseguridades físicas de una vez.

No te compares

Quien dijo que las comparaciones son odiosas acertó de pleno. Y no solo porque nos hagan sentirnos mal o menos válidos, sino que, además, en la mayoría de los casos son erróneas. Puedes pensar en otras personas que tienen aquello que tú deseas tener. Una figura de escándalo o una sonrisa perfecta. Lo cierto es que, seguramente ellos te envidien en algún aspecto también. Así que no te dé ningún miedo ser juzgado por otras personas ni lo que ellos puedan pensar de ti.

Todos queremos lo que no tenemos, y al compararnos, solo estamos viendo aquello que nos falta, y no vemos que tenemos muchas cosas buenas que, seguramente le falten a la persona con la que nos comparamos. Además, aunque la autoestima y el autoconcepto no sean lo mismo, es importante trabajarlos para sentirnos con más valía.

Haz lo necesario por sentirte bien

Aceptar nuestro complejos no quiere decir que no nos cuidemos. Si tenemos sobrepeso, lo mejor es que nos cuidemos. Cosas como hacer deporte, ir al gimnasio, encontrar la ropa que te quede bien, arreglarte cada mañana… Todas estas acciones harán que te sientas mejor contigo mismo y con tu cuerpo y puedas pensar menos en tus complejos.

Rodeate de personas que te valoren

Uno de los mayores enemigos de la autoestima que nos impide vencer nuestros complejos físicos son las compañías. Muchas personas se dedican a criticarnos y esto se ve reflejado eb nuestra autoestima así que en estos casos lo mejor es saber de quién tomarse en serio alguna sugerencia y de quién no.

No siempre podemos elegir nuestro aspecto, pero sí que podemos elegir nuestras amistades. Uno de los mejores consejos para atraer las energías positivas a tu vida es rodearte de personas con las que te sientas a gusto y puedas ser tú mismo. Y esto no olvidemos que es esencial para decir adiós a los complejos.

Share this post

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios