Lo que Abraham Maslow nos enseñó sobre la autoestima

En la vida todos tenemos la necesidad de encontrarnos bien. Tanto física como psicológicamente, estar bien es algo que todos deseamos. Sin embargo, por el camino nos encontramos con contrariedades que nos impiden disfrutar al máximo de nuestras posibilidades y esto se convierte en verdaderos retos para nuestra autoestima y el estado en el que ésta se encuentra. A razón de ello, son muchos autores los que han hablado de la autoestima. Uno de ellos es Abraham Maslow a través de su teoría de la pirámide y la motivación, porque describe nuestra autoestima como una necesidad absoluta y real.

Ya sabemos que una autoestima alta es una de las claves fundamentales de nuestro bienestar. El hecho de sentirnos bien con nosotros mismos y con la imagen que proyectamos es fundamental para creer en nosotros y alcanzar nuestros objetivos.

 En qué consiste la teoría de la pirámide de Maslow

Para entender el concepto de autoestima según Abraham Maslow, deberemos primero entender su teoría de la pirámide. Se trata de una de las teorías de la psicología más famosas, y está incluida en su libro Teoría de la Motivación Humana, que escribió en 1943.

Mientras los psicólogos de su época estudiaban el aprendizaje o las conductas, Maslow estaba preocupado en cómo conseguía el hombre ser feliz y el camino hasta la autorrealización. Esto mismo fue lo que le impulsó a construir su pirámide. Así, Maslow hablaba de las necesidades que tenía que satisfacer el ser humano, y de este modo comenzó la pirámide. Entre las primeras necesidades el autor colocó las fisiológicas, y es que, no cabe duda de que respirar, descansar o alimentarse son necesidades básicas.

Subiendo la pirámide, encontramos las necesidades de seguridad. Esto nos recuerda a la escala de autoestima de Rosenberg y en este caso sería por ejemplo sentirse seguro en casa, tener una propiedad, un trabajo y una estabilidad forman parte del segundo escalón de Maslow. Las necesidades de afiliación son las siguientes. Necesitamos tener amigos, pareja, amor… en definitiva, el afecto es fundamental. Más arriba estaría el reconocimiento. La necesidad de sentirnos reconocidos, de tener confianza y éxito. Por último, la autorrealización estaría en la cima de esta pirámide.

Se trata de una escala de necesidades que hace que cada persona vaya cubriendo sus necesidades más básicas hasta llegar a las más personales. Aquellas necesidades que están arriba del todo, son las que harán que encontremos la felicidad y la satisfacción.

Sentirte realizado con la teoría de Maslow

Maslow defiende que, conforme vamos cubriendo las necesidades más básicas, vamos creando otras nuevas. La autorrealización y el reconocimiento son las necesidades más altas, aquellas últimas que pueden conseguir que nos sintamos realmente bien con nosotros mismos. Estos dos tipos de necesidades son los que están en consonancia con la autoestima.

Sentir aprecio por ti mismo, tener prestigio y respeto, son todo hechos que conciernen a la autoestima. Y es que, a lo largo de nuestra vida podemos experimentar los distintos tipos de autoestima pero es importante que consigamos una autoestima sólida para cubrir las últimas necesidades de la pirámide de Maslow. Aceptar las circunstancias que pasan en la vida será de vital importancia para fraguar una sana autoestima. En nuestra vida, pueden darse circunstancias que hagan que nuestra autoestima flaquee. Es importante saber aceptar las limitaciones que se nos presenten y compensarlas de la mejor forma posible.

Cómo mejorar tu autoestima según Maslow

Lograr la autorrealización es importante para sentirnos felices en nuestra vida. Para mejorar la misma podemos seguir una serie de pasos, que harán que nos sintamos más seguros de nosotros mismos y alcancemos un mayor bienestar.

Cosas como pensar en tus necesidades por encima de la de los demás, aceptar tus defectos, reconocer tus virtudes o dedicarte tiempo, serán fundamentales para conseguir tener una autoestima alta. En definitiva todo es cuestión de saber gestionar tus necesidades y trabajar en ellas para vivir de forma plena.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios