13 formas de aumentar la autoestima infantil

Para cualquiera que quiera ser padre, madre o profesor, aumentar la autoestima infantil es absolutamente una asignatura obligatoria. Y es que, como bien sabemos la autoestima en los niños es la clave para que sean adultos fuertes porque tener un hijo no solo es comértelo a besos y mantenerlo con vida. Tampoco es sano sobre protegerlo y tenerlo en una burbuja por miedo a que algo pueda pasarle.

El hecho de trabajar la autoestima desde bien pequeños ayudará a que los niños vayan forjando la percepción que tienen sobre sí mismos. Además, la obsesión de unos padres protectores que andan en busca de un mundo perfecto para sus hijos sólo puede ser perjudicial. Por tanto, si alguna vez te has preguntado cómo aumentar la autoestima de un niño primero de todo es vital que aprendan a aceptar y asimilar la frustración. De esta manera, sabremos que están preparados para ser unos adultos equilibrados en el futuro.

Para empezar, hay que tener en cuenta que los niños, al igual que muchos seres vivos, perciben los miedos y de las inseguridades de cualquier persona, especialmente la de sus progenitores y cuidadores. Esto quiere decir que, si eres una persona insegura y con muchos problemas emocionales, no esperes que tu hijo disfrute de una infancia equilibrada. Al contrario, lo que se debe hacer es educar en emociones a los niños, porque éstos nacen sin manual de instrucciones. De este modo, para potenciar la autoestima infantil eres tú quien debe proporcionarles esa base desde sus primeros años de vida.

¿Cómo aumentar la autoestima infantil?

Los adultos somos el ejemplo que ellos tratarán de imitar, así que para conseguir esta anhelada autoestima alta, primero de todo tendremos que trabajar con nuestro propio autocuidado. Nuestro comportamiento y actitud frente a la vida y sus posibles adversidades, será lo que el niño aprenda. Ya sabemos cuáles son algunas de las premisas esenciales para potenciar la autoestima alta, pero cuando hablamos de los más pequeños, hay que tener en cuenta más particularidades. A continuación vamos a ver cuáles son los consejos básicos para aumentar la autoestima infantil paso a paso:

  • Para fomentar la autoestima infantil es vital tener concederles el tiempo suficiente que necesitan para actuar a su propio modo. También es cierto que a los niños les gusta ser tu cómplice y tú que seas el suyo. Nos dedican miradas que aprendemos a descifrar, quieren compartir con nosotros su juego favorito y que veas lo bien que lo hacen.
  • Otro aspecto clave para desarrollar la autoestima en un niño es tener en cuenta que todos cometemos errores y los niños también. Cualquier corrección que hagas hazlo desde el cariño y sin gritos ni tensiones.
  • No les impongas unas normas que no van a entender. Explícales las razones y haz sugerencias. Por ello, el refuerzo positivo es muy importante para aumentar la autoestima del niño, hacerles partícipes es la mejor manera de que aprendan a tomar decisiones por sí mismos.
  • Si lo que buscamos es algo más específico, como aumentar la autoestima de un niño de 6 a o 8 años, hay que darles responsabilidades para que vayan adquiriendo autonomía y buenos hábitos a la hora de organizarse. Puedes pedirles que te ayuden a preparar el almuerzo, a secar los platos, elegir su ropa, etcétera. Además, les encanta compartir ese tiempo contigo y sentirse útiles.
  • Por descontado, si quieres acabar con la autoestima baja en un niño queda totalmente prohibido compararles con otras personas, independientemente de si se trata de su hermano, tío, primo, amigos… Para terminar con la baja autoestima hay que hacerles saber que nadie es mejor que nadie, aquí somos todos diferentes y todos tenemos nuestros más y nuestros menos.
  • Puedes juzgar la actitud del niño, pero no al niño directamente. Como recomendación para que tu niño desarrolle la alta autoestima debes saber que si ha hecho algo mal, la mejor manera de decírselo es: debemos trabajar un poco más esto, encontraremos la manera de mejorarlo, no deben romperse los juguetes porque pueden servirles a otros, no hay que pegar si no quieres que te peguen a ti…
  • Respeta los límites y las normas. Mantenerse firme puede resultar algo duro, sobre todo cuando te ponen caritas o tratan de negociar. Mantente firme si quieres que te tome en serio.
  • La autoestima de un niño se ve fortalecida si se valora el esfuerzo, tanto si somos pequeños o adultos. No importa la nota, siempre y cuando el trabajo haya sido constante y se vea que ha puesto todo de su parte.
  • Tampoco hace falta exagerar con los halagos. Debes ser una persona concreta y razonar aquello que te ha gustado de él. De esa manera le estás dando tu confianza y a la vez el niño aprende a conocerte mejor.
  • No sobreprotejas al niño ya que pueden estancarse. Los niños necesitan experimentar a solas, no debes tener el ojo puesto en él las 24 horas. No quiero decir que lo dejes en medio del campo para que se explaye, ya que puede perderse y tampoco puedes fiarte de los demás, puedes estar pendiente pero disimuladamente.
  • Cuando un niño llora es por algo. Dale la importancia justa y necesaria. Trata de averiguar lo que le ocurre y réstale importancia si se trata de captar tu atención.
  • Comparte actividades con el niño y sus amigos. Debes demostrarle que te interesa saber con quién juega y quieres compartirlo para reforzar esos lazos.
  • Haz que se sienta querido y protegido sin exageraciones y desmesuras. No le mientas nunca si no quieras que te mienta él a ti.

En definitiva, para desarrollar la autoestima infantil es vital tener una serie de normas y respetarlas. Compartir actividades, ser su cómplice y corregirlos desde el cariño les dará seguridad y equilibrio.

Share this post

Tamara Gascó

Graduada en Comunicación Audiovisual por la UPV en la EPSG. Máster en Periodismo Digital y Multimedia por la UJI. Máster en Formación del Profesorado de Secundaria y Bachillerato. Actualmente trabajo como Social Media Manager. Me encontrarás leyendo una y otra vez libros de historia, pero la realidad es que en mis ratos libres me encanta aprender, formarme y comprender todo lo que tiene que ver con el proceso de desarrollo personal. Me inquieta y me apasiona este tema, sobre todo aquello que guarda relación con la gestión y la validación emocional, con el objetivo de fomentar nuestro aprendizaje para ser mejores seres humanos, valorando la importancia de cada creencia y proceso de aprendizaje.

Comentarios

comentarios