cómo lograr decir que no

Aprende a decir no con estos consejos

Aprender a decir no es una de las tareas pendientes de mucha gente. Decir que no nunca es fácil, y más según quien nos lo pida. Una de las razones que explican esa dificultad para decir que no es la baja autoestima, provocada por el miedo a la crítica o a decepcionar a la otra persona, pero una de las mejores formas de ganarnos nuestro propio respeto y el de quienes nos rodean, además de reforzar nuestra autoestima. Si a ti también te cuesta decir que no, puedes seguir los siguientes tips para aprender a decir no.

¿Cómo decir 'no'?

No te preocupes, decir "no" no es una tarea tan fácil como parece y a mucha gente le cuesta. Si eres de ese tipo de personas la buena noticia es que es algo en lo que puedes trabajar día a día hasta conseguirlo.

No respondas inmediatamente

Cuando te propongan algo de lo que no estás totalmente seguro, no respondas de inmediato. Lo más probable es que contestes que sí cuando realmente querías decir que no. Tómate el tiempo necesario para decidir, lo que te permitirá ganar confianza para contestar que no. En este primer instante se puede recurrir a un “me lo tengo pensar” o “preferiría contestarte luego”, fórmulas que nos permitan aplazar la respuesta hasta valorar los pros y contras. Así es más fácil reforzar nuestra autoconfianza para responder negativamente.

Respuestas simples y claras

Cuantos más rodeos des, más difícil te será decir que no y más fácil le será a la otra personas persuadirte para que acabes aceptando su propuesta. A la hora de contestar negativamente hay que responder de forma firme y directa, explicando nuestras razones para rechazar esa proposición y sin inventar excusas para esa negativa. Si tu respuesta no es clara y firme, la otra persona verá un resquicio y tratará de persuadirte para que la cambies. En cambio, si contestas de forma decidida no volverá a sacar el tema.

Concepto de dignidad

igorstevanovic || Shutterstock


Evita el sentimiento de culpa

Una de las razones por las que muchas veces hacemos cosas de las que no estamos satisfechos es por el sentimiento de culpa que experimentamos al contestar que no. En ese caso, puedes tomarte el tiempo necesario para buscar un argumento de peso para decir que no, pero aún así no siempre es necesario tener una excusa para decir que no. Si no te apetece hacer algo no tienes que hacerlo solo para complacer a los demás, esta es una máxima que deberías recordar siempre para decir que no sin que aparezca ese sentimiento de culpa. Recuerda que tu felicidad está en ti y no en los demás, y que por ello no tienes que andar por el mundo intentando complacer siempre a los demás.

Y aunque te sientas culpable, debes tener claro que decir no reforzará tu autoestima, pero también puede resultar beneficioso para quienes te rodean. Por ejemplo, si les niegas algo a tus hijos o a tu pareja les permitirá desarrollar el sentido del autocontrol y saber dónde están los límites. Lo mismo pasa cuando negamos algo a un amigo, sabrá que hay un límite y que no siempre podrá aprovecharse de nuestra buena voluntad.

El asco es una emoción negativa

pathdoc || Shutterstock

No olvides nunca la cortesía

Una de las formas de evitar ese sentimiento de culpa es siendo cortés con la otra persona, lo que también te ayudará a minimizar los efectos que pueda causar tu respuesta negativa. Puedes empezar tu respuesta mostrando tu agradecimiento porque ha confiado en ti para ese favor que te ha pedido, elógiale, deséale suerte, etc., pero déjale bien claro que rechazas su proposición y tus razones para ello. Suavizando el golpe es más fácil que lo entienda.

No estás rechazando a una persona

Recuerda que negarte a hacer un favor o rechazar una invitación no significa que estés rechazando a esa persona, solo su proposición. Tener claro esto es básico a la hora de aprender a decir no. Una cosa es ayudar a los demás, y otra intentar complacer siempre a todos los que te rodean, lo que hará que la gente se intente aprovechar de ti. Si eres capaz de ponerles freno aprenderás a decir que no, y tu autoestima también se beneficiará de ello.

Share this post

Pau Sisternas

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios