Quererse para que te quieran

No, si no te quieres a ti primero, no podrás querer a los demás

¿Sabías que para querer a los demás es necesario primero quererse a uno mismo? Y según apuntan los expertos, el primer paso para querernos a nosotros mismos es desarrollar nuestro amor propio y valorarnos más y sobre todo, mejor.

Quererse a uno mismo es el primer paso que debemos dar para poder empezar a querer a los demás. El concepto de quererse a sí mismo va muy ligado a saber darse la oportunidad de sacar la mejor versión de cada uno. Pero quererse a si mismo también significa el ser honesto consigo mismo y con los demás, o lo que es lo mismo, hacer un ejercicio de compromiso con la vida propia y también con la vida ajena.

Quererse a sí mismo para querer a los demás

Según revelan los expertos, quererse a uno mismo forma parte de un proceso esencial en la vida humana, ya que este proceso es la puerta de entrada a poder sentir amor honesto también por los demás. Sin embargo, el proceso de quererse a uno mismo no se consigue de un día para otro, ya que se trata de un proceso que dura toda la vida, porque son muchas las circunstancias que día a día nos ponen a prueba: las frustraciones y decepciones, nuestros propios errores, las rupturas sentimentales o la falta de ánimo, pueden provocar altibajos en el proceso de quererse a uno mismo.

Visto así, se entiende que si no nos queremos bien, no podremos tener una relación buena con nuestros seres queridos, familia, amigos/as o pareja.

¿Qué debemos hacer para querernos a nosotros mismos?

Recuerda que, si no te quieres a ti primero, no podrás querer a los demás. ¿Y qué debes hacer para quererte a ti mismo primero? Sólo debes poner en práctica estas sencillas pautas en tu día a día, y lo conseguirás:

Acéptate a ti mismo

El primer paso para empezar a quererse a uno mismo es, sin lugar a dudas, aceptarse tal y como se es. Esto significa que tendrás que aceptarte con tus defectos y con tus virtudes, así como con tus habilidades y con todas tus limitaciones. Además de aceptarnos a nosotros mismos, un paso fundamental que debemos poner en práctica a la hora de empezar a querernos es tomarnos la molestia de conocernos a nosotros mismos. Y es que, no se puede querer a aquello que se desconoce por completo.


Para poder quererse a sí mismo, es fundamental estar más atento a las necesidades propias. Por ello, es importante escuchar el propio cuerpo y la propia mente con el objetivo de identificar todo aquello que nos viene bien o lo que puede hacernos falta en cada momento de nuestra vida.

Ábrete al mundo

Para poder querer a los demás es fundamental que sepamos abrirnos a las personas de nuestro entorno. Esto significa liberarnos de todos los condicionantes que nos encierran en nosotros mismos, y que nos atrapan en nuestro propio ser. En este sentido, los miedos y las inseguridades son, en ocasiones, los grandes responsables que de no podamos querernos a nosotros mismos. Deshazte del miedo a perder y sólo entonces comenzará tu verdadero crecimiento personal.

Mantén tu esencia

Asimismo, para poder quererte a ti mismo es fundamental que sepas mantener tu propia esencia, que no te dejes influenciar por tus miedos, por tu entorno, o por el ansia de conseguir tus objetivos en la vida. Sólo siendo auténtico, siendo tú mismo sin miedo, conseguirás aceptarte y empezarás a aceptar también a los demás.

Fuentes consultadas:

  • Beauregard, L-A. Bouffard, R. Duclos, G. (2005). "Autoestima. Para quererse más y relacionarse mejor". Narcea Ediciones. Madrid.

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios