Trabajar el sentido del «yo» para mejorar tu autoestima

Desde hace siglos, el concepto del "yo" ha sido estudiado por la Psicología y la Filosofía como una cuestión determinante en la búsqueda y la formación de la propia identidad.

La autoestima es, según los expertos, la valoración del yo. Y por otro lado, el "yo" es el autoconcepto que cada uno tiene de sí mismo. Por lo tanto, la autoestima refleja la valoración que cada persona realiza de sí misma, a partir de ese auto-conocimiento. Es por esto por lo que el sentido del "yo" influye de forma muy significativa en nuestras vidas, y también en la relaciones que mantenemos con los demás.

El "yo" para los grandes psicólogos de nuestra historia

En el área de la Psicología algunos conceptos como el “Yo”, el “Ego” o el “Self” se han empleado de forma recurrente para designar lo que se conoce como la dimensión autorreferencial de la experiencia humana.

Aunque el primero en describir la autoestima fue William James, este concepto es uno de los más discutidos por parte de la Psicología. Sin embargo, este experto describió la autoestima como la conciencia del valor del "yo". Este psicólogo distinguió entre el "Yo" (observador) y el "Mi" (objeto de la experiencia), y a partir de aquí, empezaron a surgir múltiples teorías que intentaron acercarse al verdadero concepto del "Yo".

Por ejemplo, en el caso de los psicólogos sociales, cuando éstos valoran la autoestima les interesa medir aspectos generales así como las facetas específicas del "yo". Éstos emplean la escala de Rosenberg para medir autoestima general de una persona, y determinar así si ésta tiene una alta o una baja autoestima.

Por otro lado, también hay que mencionar la teoría de la autoafirmación acuñada también desde la Psicología, y la cual afirma que, las personas con alta autoestima tienen una visión del "yo" rodeado de atributos positivos. Y las personas que tienen una baja autoestima no tienen los recursos suficientes como para percibir su propio "yo" rodeado de atributos positivos. Según Sigmund Freud, el "yo" es entendido como la parte consciente de la mente, es decir, una instancia intermedia entre la biología de un individuo y el mundo que lo rodea.


Freud delimitó que el "yo" es una entidad capaz de entender sus propias necesidades y a su vez, de intuir los límites que le marca la sociedad. Porque en su opinión, en el interior de una persona conviven dos fuerzas contrapuestas, el "Ello" (al que siempre le falta algo)  y el "Superyó". Sin embargo, otros reconocidos psicólogos como Jung, se refirieron al "yo" como el núcleo de la consciencia humana porque, según él, todo fenómeno psíquico o experiencia vital que sea detectado por el "yo" pasa a ser consciente.

Así puedes construir tu sentido del yo

Un punto en el que coinciden los expertos, es que el ser humano no nace con un sentido del "yo", si no que a partir de los 2 años de edad, se empieza a desarrollar el pensamiento representacional, en donde entra en juego el "yo".

Encontrarse a uno mismo, es un proceso que exige continuidad y que puede prolongarse a lo largo de toda una vida. Sin embargo, se pueden poner en marcha unas claves para conseguirlo. Una de ellas, es saber ir más allá de las simples etiquetas que nos ponen los demás (etiquetas que nos ayudan a definir nuestros roles en la vida, pero que no son nuestro "yo" verdadero).

Además de esto, para construir tu sentido del "yo", tu identidad, también te será de gran ayuda rodearte de personas autoconscientes, o lo que es lo mismo, de personas interesadas en sacar lo mejor de sí mismas y en construir su sentido del "yo".

Fuentes consultadas:

  • Sola Morales, S. (2018). Los sentidos e interpretaciones del yo: Un análisis multidimensional. Dixit, (29), 20-33.

Share this post

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios