Quedarse en el camino y no lograrlo es un aprendizaje

¿Alguna vez te has propuesto una meta en la vida pero por diversas razones no has sido capaz de alcanzarla? Después de un varapalo así, es probable que te inunde un sentimiento de frustración. Sin embargo, no importa lo que hagamos en nuestra vida porque en ella siempre habrá cosas que no salgan como lo hemos planeado. La vida es un camino repleto de lecciones, un libro formado por infinitos capítulos de los que siempre podemos extraer una sabia moraleja.

Todo pasa por algo

La propia experiencia que vivimos cada día es el mejor aprendizaje que tenemos a nuestro alcance. Y aceptar los fallos y errores, es una de las claves para sacar conclusiones y también para poder seguir adelante. Precisamente, una de las lecciones que tenemos que aprender para evitar el sentimiento de frustración cuando no conseguimos algo, es que todo en esta vida pasa por algo, que nada es cosa del azar ni del destino, que quizá nuestro momento no era ahora, que la vida tiene algo deparado para nosotros.

La importancia de reflexionar

Kurylo Sofiya || Shutterstock

Si te han pasado muchas cosas negativas o, simplemente, no has logrado todo lo que te has propuesto, no te reveles ante la vida, no le plantes cara, porque las consecuencias de esta actitud pueden ser muy negativas. Sin embargo, si logras encajar que todo en esta vida pasa por algo, y cambias tu actitud hacia el lado positivo, descubrirás que todo lo malo que antes te ocurría ahora parece menos malo que antes, y puedes extraer de todo ello una sabia lección. De esta forma la victorias y todo lo bueno que te pase, sabrá mucho mejor.

La experiencia y tu desarrollo personal, el premio

El mayor premio de quedarse en el camino y no lograr lo que nos hemos propuesto es la propia experiencia y el desarrollo personal. Y es que, cuando la vida nos golpea, podemos tomar dos caminos.

Uno de ellos es el de revelarnos ante las cosas malas que nos pasan, enfadarnos con la vida. Y el otro camino, el más interesante y también el que más cosas nos aporta, es el de encajar todas esas cosas malas y tomárnoslas como una experiencia vital más, como algo que influirá de forma positiva en nuestro desarrollo personal.

Porque sólo a través de los fallos y los errores descubrimos que somos capaces de mejorar cuando fallamos, cuando aprendemos de todas esas experiencias y salimos adelante, cuando queremos seguir luchando sin darnos por vencidos.

Dile adiós a la frustración y ¡hola! a lo que está por llegar

Una vez llegados a este punto, tras haber comprobado que la vida es un camino lleno de obstáculos y de baches que nos impiden alcanzar nuestros objetivos, es hora de aprender a decirle adiós a la frustración.

¿Quién se puede sentir frustrado? Pues todas aquellas personas que no alcanzan los objetivos que se han propuesto en la vida, lo que les lleva a abandonar, a tirar la toalla, a desesperarse, a sentir rabia, desesperanza y ansiedad.

Sin embargo, los seres humanos somos capaces de gestionar la frustración de una forma positiva, para evitar, precisamente, que cuando las cosas no salen como habíamos planeado, el sentimiento de frustración que nos invade, no nos haga sentir mal.

Alcanzar tu desarrollo personal

Moopixel || Shutterstock

Para decirle adiós a la frustración y 'hola' a todo lo que está por llegar en la vida, la mejor opción es trabajar la tolerancia. Y es que la tolerancia es la única actitud que nos va a permitir aprender a superarnos de forma positiva, y que va a evitar que nos sintamos desbordados.

En el camino de la tolerancia a la frustración, las personas nos hacemos fuertes, crecemos, aprendemos de nuestros errores, y nos preparamos para ser más competitivos en un mundo en el que las cosas no son nada fáciles.

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios