Todo lo que debes saber para sanar tus heridas emocionales definitivamente

Dicen que la vida es maravillosa, y aunque no deja de ser cierto, también es verdad que a menudo experimentamos circunstancias y emociones verdaderamente difíciles. El caso es que, todo lo bueno pasa y todo lo malo también. A menudo, vivir ciertas experiencias nos deja unas heridas emocionales que llevamos a cuestas aunque al mal haya pasado.

Aprender a sanar las heridas emocionales es básico para vivir una vida plena. Ser conscientes de que hemos sido heridos e intentar poner las bases para arreglarlo, nos hará aumentar nuestra calidad de vida, disfrutar más de las cosas y también, hará que nos quitemos ciertas máscaras contra el miedo, que nos ponemos cuando estamos heridos.

Las claves para sanar el dolor emocional

Si eres consciente de que algo te hirió, no te preocupes. Significa que eres humano. Después, solo tienes que seguir unos pasos que harán que la herida emocional cicatrice y tú puedas disfrutar de la vida al máximo. El hecho de sanar nuestras emociones es cuestión también de aprender a gestionar y trabajar dichas emociones porque toda esta serie de cosas, nos hace más fuertes, nos ayudan a tener más recursos y a hacernos más felices si cabe.

Stone36 || Shutterstock

Encuentra el origen

Supongamos que a una persona a la que le cuesta implicarse emocionalmente con alguien. Este hecho es cuestión de tener empatía con el resto de personas, porque puede que esa persona sea consciente de este hecho pero no entienda cuál es la verdadera razón. Encontrarla será el primer paso para poder sanarse. A veces, las razones se encuentran en lo más profundo de nuestro ser, sobre todo si son heridas emocionales de la infancia, que nos han acompañado desde hace tiempo. Hemos de ser conscientes que podemos tropezarnos en una habitación llena de cajas si la luz está apagada, pero si la encendemos, podremos sortear las cajas sin caernos. Encontrar tu herida y la verdadera razón de esta, será una de las partes más importantes del proceso para sanarte emocionalmente.

file404 || Shutterstock


Date el permiso para deshacerte de ella

Cuando cargamos con algo durante mucho tiempo, nos suele costar deshacernos de ese peso. Aunque resulte contradictorio y doloroso, nos hemos adaptado y acostumbrado a llevarlo como parte de nosotros. Además, en algunas ocasiones, quitárnoslo de encima puede llevar a que nos sintamos culpables. Si tomamos la decisión de desprendernos de ella, sabremos que estamos mejorando nuestra vida, y no solo eso, sino también la de los demás. Y es que, nuestras heridas emocionales también afectan a nuestro alrededor. Dando el paso y aceptando que vas a entrar en el proceso de sanación, ya será definitivo en tu vida. Te sentirás mejor contigo mismo y también con los demás, consiguiendo ser un poco más feliz.

Microgen || Shutterstock

Enfádate y perdónate

Culpar, enfadar y sentir rabia son expresiones normales en el ser humano. Si algo nos ha hecho daño, es normal que nos sintamos molestos con aquellas personas que han alimentado nuestra herida. Esto no es malo, al contrario, será necesario para sanar tu herida. Un enfado tiene distintas fases y el hecho de enfadarse es una emoción que todos sentimos y que sirve para expresarnos y para cuidarnos. No te preocupes por enfadarte con aquellas personas que te han hecho daño, puedes tomarte tu tiempo. Se trata de un proceso que hará que por fin te libres de tu carga.

Valórate. Pide ayuda si lo necesitas

Es importante saber que sólo sanarás tu herida si te amas a ti mismo y te valoras. Así es el auténtico amor propio, el que dura para siempre. Por eso, mediante estas emociones, podrás coger la fuerza suficiente para ser consciente de que algo te ha herido, aprender de ello, aumentar tu autoestima y dejar atrás las cosas malas para siempre.

Hay personas que pueden hacerlo por ellas mismas, pero otras andan más perdidas en este camino de sanación. Si es tu caso, no dudes en consultar a un profesional. Esta persona será la guía que necesitas para volver a encontrar la luz que te faltaba a final del camino.

Share this post

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios