Qué diferencias hay entre la mente y el cerebro

Cómo debes entender la relación entre la mente y el cerebro

Uno de los temas que más debate han suscitado en el campo de la psicología en los últimos años la podemos encontrar en la relación que existe entre mente y cerebro. Se trata de una cuestión que ha traído de cabeza ha científicos de todo el mundo y que, a día de hoy, muchos conceptos continúan siendo un misterio. El cerebro y mente se han usado como sinónimos en gran cantidad de ocasiones.

El caso es que, se trata de una forma cómoda de referirnos a ellos, pero hemos de recalcar que no se trata de lo mismo. Es decir, existen ciertas diferencias entre la mente y el cerebro porque no, no son los mismo. Para tenerlo más claro, comenzaremos explicando que, cuando hablamos del cerebro nos referimos al soporte físico, algo así como un recipiente donde se sitúan las funciones de la mente. Por otro lado, cuando hablamos de mente nos referimos más concretamente a la capacidad de pensar, de razonar, de ordenar ideas y crear relaciones entre ellas. Gracias a la mente podemos ver más allá de nuestros propios sentimientos, podemos deducir cosas y también concebir el significado de todo lo que nos rodea.

¿Qué sabemos del cerebro?

Una parte del cuerpo, objeto de estudio de muchos y la complicación más grande de nuestro organismo. El cerebro humano es el órgano más estudiado, y no es para menos, ya que se trata de una parte de nuestro cuerpo, que no solo garantiza el buen funcionamiento de nuestro organismo para nuestra vida, sino que además, también garantiza, la supervivencia de nuestra especie. No obstante, el cerebro es el lugar en el que actúa nuestro sistema nervioso, y por esta razón en él es donde se genera esa recepción sensorial que causan las emociones, y el lugar donde en definitiva, nuestro pensamiento se conforma con el paso de los años. Así, algunas emociones como por ejemplo el miedo nacen en nuestro cerebro, por ser el epicentro de todo.

Cuál es el significado del cerebro

Sergey Nivens || Shutterstock

Las células que habitan en el cerebro son una de sus mayores complicaciones. En su interior encontramos una gran cantidad de células a las que llamamos neuronas, y cada neurona tiene un funcionamiento realmente complicado. De hecho, podemos comparar cada neurona a la del mejor ordenador que hayas podido imaginar.

Y por si fuera poco, estas neuronas, se comunican y relacionan entre ellas, de modo que el cerebro se convierte en el receptáculo de la mente, y es que, por mucho que se estudie el cerebro, ningún científico puede explicar el gran alcance que tiene la mente. Aquí es donde radica la principal conexión entre nuestro cerebro y nuestra mente. En este sentido, tampoco podemos olvidarnos de aquello que se encuentra en nuestro cerebro: el sistema límbico, el lugar por excelencia de nuestras ya mencionadas emociones y donde encontramos la memoria que compone el alma, la memoria afectiva.

¿Qué debemos saber de nuestra mente?

Si buscamos la definición de mente nos encontramos con la que es la compuesta por todas las capacidades intelectuales de una persona. Se trata de un sistema complejo, que abarca todas las facultades superiores, además del razonamiento o los pensamientos también otras como el propósito o la voluntad. Esto nos lleva a reafirmar una vez más la necesidad del equilibrio entre cuerpo, alma y mente.

Cuál es el significado de la mente humana

ESB Professional || Shutterstock

Además, cuando hablamos de mente, hablamos también de conocimiento, de todo lo relacionado al aprendizaje, todo lo que digerimos y ponemos en práctica. Es la mente la que nos da pie a pensar, a actuar y la que nos abre las puertas hacia nuevos conceptos y nuevos conocimientos. En definitiva, la mente nos abre las puertas de la cultura y de la sabiduría.

Una de las características fundamentales de la mente es que se trata de un concepto abstracto. La mente no ocupa un lugar físico, y de ahí su relación con el cerebro. Mientras que la mente trata los procesos, el cerebro es el lugar físico donde se recogen. De esta forma, la mente la estudian tanto la psiquiatría como la psicología, mientras que el cerebro es estudiado por la biología.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios