Formas de dejar de ser una persona dramática

4 Cosas que puedes hacer para dejar a un lado los dramas

Todos conocemos a alguna persona que parece que necesita un problema para funcionar en su vida. Se trata de gente que reacciona de manera excesiva ante los problemas de la vida cotidiana, y para más inri, se cierra en banda cuando se le presenta una salida. Son adictos al drama, no saben vivir sin problemas, y cuanto más grandes, mejor. Si es tu caso, presta atención, existe una serie de consejos de psicología que debes dejar de hacer para evitar los dramas.

Cómo no ser una persona dramática

En ocasiones, puede que nos demos cuenta que nosotros mismos vivimos de esta forma. Muchas veces sí tenemos derecho a indignarnos pero vivir de esta manera constantemente es un desgaste emocional innecesario.La característica que más nos imposibilita viene porque no buscamos salida a los problemas, sino que esperamos a que las circunstancias cambien. Las personas adictas al drama siempre apuestan por una victimización que es lo que hace que puedan seguir adelante. Les resulta más cómodo sentirse víctimas que salir del problema.

Antes de conocer algunas de las formas para dejar de ser una persona dramática, recuerda que crear un drama puede ser una forma de llamar la atención y de obtenerla, sin embargo, o cambias a menudo de círculo social, o dejarás de recibir la atención que te mereces y pasarás a recibir apodos como "reina del drama". Es importante que sepas que hay otra forma de recibir atención, de una forma más sana, y que evitará que sufras estrés en tus rutinas diarias. Lee las cosas que puedes hacer para dejar a un lado los dramas y empieza a disfrutar de la vida sin excusas.

1. Sé consciente de tu condición de dramática

Uno de los principales errores de las personas que tienden al drama es que creen que tienen razón. Por eso, es complicado que cambien, porque siempre piensan que el mundo va en contra de ellas, que son la víctima y que les ha tocado esa condición. Aunque se sientan cómodas, la mayoría de tiempo no se dan cuenta.

Si varias personas te han indicado que ese podría ser tu problema, pueden comenzar a pensar si haces todo lo posible por ver el lado positivo de las cosas. Entonces, puedes saber si realmente tienes un problema. Este será el primer paso para comenzar a cambiar y dejar el drama a un lado en tu vida.

Cómo ser más positivo

Antonio Guillem || Shutterstock

2. Trabaja tu autoestima

Una de las principales debilidades que tienen las personas que viven en un drama constante es la autoestima. La fragilidad de la valoración propia hace que necesiten atención y apoyo constante para reforzarla y para no sentirse solas, y por eso, adoptan una posición de víctimas.

Se trata de una estrategia que suele funcionar, eso sí, tiene fecha de caducidad. Las personas de tu alrededor no tardarán en darse cuenta que los dramas nacen de la nada y terminarán por dejar de prestar esa atención que tanto necesitas. Por eso, la mejor solución es trabajar la autoestima mediante métodos sanos, que nos ayuden a fortalecerla y a ver que podemos destacar por nuestras habilidades en lugar de por nuestros dramas.

3. Ayúdate de un diario

¿Cómo no ser una persona dramática? Dejar de darle importancia a las cosas que te pasan y no dramatizar puede ser fácil de decir, pero cuando llevamos tiempo actuando de esa forma, no es fácil cambiar. Uno de los métodos que podemos utilizar para conseguir dejar de lado los dramas es seguir un diario personal y reflejar las emociones en su interior.

Escribir nuestros problemas y nuestras emociones, puede ayudarnos a ver nuestra perspectiva y a cambiarla. Nos ayudará a ser más objetivos y a poder valorar cuando estamos haciendo un drama y cuando no. Plasmar lo que nos pasa es una de las mejores formas de ver nuestros problemas desde fuera.

Las emociones positivas que tienes que trabajar para ser feliz

bruce mars || pexels

4. Deja de compadecerte

En la vida nos pasan cosas de todo tipo. La suerte nos puede jugar mil malas pasadas y personas en quien confiamos pueden traicionarnos de la forma más cruel. Se trata de algo que no es fácil, pero la verdad es que reponernos es la única salida.

Compadecernos es la salida más fácil, pensar que todo va en nuestra contra no nos ayudará en nada, al revés, nos llevará a un círculo vicioso en el que nos quedaremos encerrados. Así que, tanto si tu problema es real como si no, piensa que la única forma de salir de él es echar para delante.

Esperamos tomes nota de las 4 cosas que puedes hacer para dejar a un lado los dramas y así empieces a ver el lado positivo de la vida.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios