Características del complejo de superioridad

El complejo de superioridad o cómo una persona esconde sus inseguridades

Todos conocemos a alguien que siempre lo hace todo mejor que tú, o al menos eso dice. Ese tipo de persona que siempre tiene un comentario de burla para los demás y que le gusta presumir, o más bien exagerar, alardeando de su inteligencia. No importa si es un amigo, tu compañero de trabajo o tu cuñado, pero todos conocemos a este tipo de personas que nos saca de nuestras casillas. Pues bien, ten en cuenta que más que creerse más que tú, ellos piensan que son menos. Nos encontramos ante el complejo de superioridad que lo que realidad esconde son algunos de nuestros miedos e inseguridades con respecto a los demás.

¿Qué es el complejo de superioridad?

Para comprender mejor qué es el complejo de superioridad tenemos que trasladarnos a un terreno en el que una persona se comporta de manera prepotente. La causa que produce este complejo de superioridad es generada por dichas inseguridades, como un mecanismo de defensa para ocultar sus debilidades. El caso es que se comportan tratando a los demás como si fueran inferiores a ellos, adquieren una actitud de arrogancia y prepotencia para convencer a los demás a y a ellos mismos que son mejores y más seguros. Sin embargo, a nivel psicológico la realidad es todo lo contrario.

Las personas que tienen este complejo de superioridad en realidad son tan inseguros que necesitan tratar mal a los demás para sentirse un poco mejor. Por tanto, nos encontramos también ante una carencia de autoestima que en la práctica no debe justificar este comportamiento.

¿Qué causa el complejo de superioridad?

Como decimos, si queremos identificar a estas personas con complejo de superioridad hemos de fijarnos en las inseguridades. Esconden un interior lleno de complejos y de inseguridades que a duras penas consiguen esconder detrás de tan arrogante actitud. En realidad, lo único que hacen es tratar de protegerse , a través de una coraza emocional, todo de modo inconsciente, para intentar atacar antes de ser atacados.

Puede que en el pasado las personas que se muestran superiores hayan sido personas expuestas normalmente a la humillación, ya sea en el colegio o en la misma familia. Al vivir una situación de estas características, el individuo decide tomar una actitud defensiva, creando precisamente este complejo de superioridad. No obstante, todas las inseguridades se pueden vencer si la persona se deja llevar y pone estrategias de por medio para evitarlo.

Además, otro motivo que justificaría este complejo de superioridad es que existe la posibilidad de que se trate de un comportamiento trasmitido de padres a hijos, de modo que se aprenda la forma de actuar. Sea lo que sea, lo que está claro es que el complejo de superioridad, esconde una inseguridad y unos problemas de autoestima muchos más grandes que los que pueden causar a las personas a las que humillan.

¿Cuáles son los síntomas del complejo de superioridad?

Seguramente, con los datos que te hemos dado, ya te hagas una idea de cómo son las personas que se sienten superiores. Sin embargo, nos dedicaremos en este apartado a conocer un poquito más sobre estas personas inseguras que poseen este complejo, ¡toma nota!

Para empezar, las personas con complejo de superioridad hablan constantemente de todo lo que tienen, sobre todo si la economía les va bien. No desperdiciarán la oportunidad de pasarte por la cara su nueva televisión, teléfono o su nueva casa. De hecho, algunas cosas serán verdad pero otras puede que, incluso sean inventadas. Son personas que en el fondo no tienen seguridad en sí mismas y no se ven con fuerzas para superar la adversidad.

Otro de los síntomas que revelan este complejo de superioridad es la forma que tienen de hablar de los demás. Buscan burlarse del otro, con tono de ironía, y tratarle mal para que sepan quien es superior, pero sobre todo, para que ellos mismos se lo crean. De hecho, su comportamiento puede llegar a ser agresivo en algunas ocasiones. Lo correcto es siempre saber expresar las emociones y los pensamientos para ser más asertivos, así nos aseguraremos de no hacer daño a nadie. Llamar la atención y la necesidad de reconocimiento es algo indispensable para ellos, así que utilizarán todas sus armas para obtener el beneplácito de los demás. De hecho, preferirán la compañía de la gente que les halague y les escuche mientras alardean de sus habilidades, pues buscan constantemente la aprobación de los demás.

Cómo tratar con las personas con complejo de superioridad

En definitiva, cualquier persona que alardea demasiado de lo que tiene, que siente la necesidad de exponerlo todo el tiempo y que se echa flores constantemente, no puede ser que sea tan feliz como dice. Y es que, como dice el refrán "dime de lo que presumes y te diré de lo que careces".

Es importante que nos andemos con cuidado al tratar con estas personas con complejo de superioridad. No tienen que ser mala gente, y no debemos olvidar que lo que realidad tienen es un problema que deben aprender a gestionar. Pero si que suelen pagar con el que tienen cerca su frustración y su inseguridad, lo que nos puede causar un gran malestar.

Una de las cosas que podemos hacer para mostrar más empatía con las personas que tienen este complejo de superioridad, es hacer que se expresen con nosotros tal y como son, sin emplear esa máscara.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios