Cosas interesantes de los sueños

7 cosas sorprendentes que no sabías de los sueños

Desde el principio de los tiempos, uno de los enigmas que más ha asombrado a los hombres es aquello que pasa mientras dormimos y que conocemos con el nombre de sueños. Historias algo surrealistas que aparecen al descansar y que vivimos en primera persona. Y es que hay miles y miles de curiosidades de los sueños unas más sorprendentes que otras pero todas ellas con una conexión especial.

Seguramente alguna vez has tenido un sueño y has querido saber qué significaba. Otras veces, has pensado que lo que has soñado era cierto durante unos segundos. Puede que hayas vivido una situación que te recuerde a otro sueño que tuviste. Sea lo que sea, todos los sueños tienen un significado y uno de los enigmas más atractivos que suponen para el mundo de la psicología es todas las dudas que pueden dejar en nuestra mente.

7 grandes curiosidades sobre los sueños y su significado

Lo que está claro es que hay muchas cosas que no podemos saber sobre los sueños, y que aún se están investigando. Pero si hay algunas curiosidades de los sueños que pueden resultarte muy interesantes y que tienen que ver con este misterioso mundo. ¿Quieres saberlas? Te las contamos.

No inventamos nada

Algo que suele ser habitual es que, al recordar un sueño pensemos que hemos inventado la mitad de objetos o personas que en él aparecían. Una cosa, una habitación o incluso una persona que podrías jurar no haber visto en tu vida. Pues bien, esto no es posible. Cuando soñamos no inventamos rostros ni objetos, así que, si sueñas con alguien que crees no conocer, alguien con quien ni siquiera has tenido una relación, pues seguramente lo habrás visto alguna vez en tu vida, aunque sea de pasada, si no, no podría meterse en tu sueño.

Ganan las emociones negativas

Aunque solemos tener pesadillas, seguramente te has despertado alguna vez con una sonrisa de oreja a oreja después de un sueño que te ha hecho feliz. ¿Nunca has querido volver a dormir para seguir soñando? Son sueños que nos producen emociones positivas. Sin embargo, se ha comprobado que mientras soñamos, lo más habitual es que afloren las emociones negativas. No es extraño si pensamos en todo el estrés y la ansiedad que padecemos en el mundo real y que trasladamos a nuestro subconsciente.

Las diferencias entre hombres y mujeres

Algunos estudios han revelado que hombres y mujeres tienen sueños diferentes. LA diferencia fundamental se debe al contenido de los sueños, pero también podemos encontrar discrepancias en las etapas de los sueños y su duración. Mientras en los hombres proliferan los sueños con situaciones agresivas, los sueños de las mujeres serían más largos y con más cantidad de detalles.

Los sueños lúcidos

Otro de los encantos de los sueños, y que además, sirve de práctica terapéutica son los sueños lúcidos. Se trata de situaciones en las que podemos controlar lo que soñamos. De hecho, algunas personas practican para conseguir poder soñar lo que ellos deseen. Se trata de una práctica que resulta muy efectiva para personas que padecen de pesadillas. Aunque conseguirlo, no es una cuestión fácil.

Cómo se controlan los sueños

Olesia Bilkei || Shutterstock

Los sueños premonitorios

Parece una historia de superhéroes o alguna película de ciencia ficción, pero lo cierto es que, los sueños premonitorios han existido durante mucho tiempo, aunque no se ha podido comprobar la veracidad de los mismos. Existen algunos sueños premonitorios, y que son muy conocidos, como el de Abraham Lincoln, que soñó con su propio asesinato. Por otra parte, muchas víctimas del 11S aseguran haber soñado con un atentado. Puede que sean simples curiosidades de los sueños pero no dejan de ser extrañas y eso es una realidad. De aquí en cierto modo, cobran sentido otras teorías como la de la Leyenda de los Atrapasueños y la capacidad para alejar lo malo de la vida.

Cuál es el origen y la historia de los atrapasueños

Warunya Ngamcharoen || Shutterstock

Cosas que no puedes hacer si estás soñando

En ocasiones estamos metidos en una historia y no sabemos si estamos o no soñando. Suelen ser circunstancias que se presentan algo borrosas y aunque pellizcarse es una opción, existen algunos métodos que nos pueden ayudar. ¿Sabías que si estás soñando no puedes leer ni siquiera la hora? Si estás en uno de estos momentos en los que quieres saber si estás soñando, prueba a leer algo, y verás como te será imposible.

 

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios