Razones para no perder la esperanza

4 razones de peso para no perder la esperanza

Dicen que lo último que se pierde es la esperanza, por eso, cuando la ilusión se pierde y no vemos esa luz al final del túnel, todo nuestro mundo se desmorona. Se trata de un momento que nos aterra, un momento rodeado de sentimientos negativos al que debemos hacerle frente, porque en la vida, todos podemos encontrar un motivo para no perder la esperanza y la ilusión.

Porque en esta vida todo tiene solución, es cierto que a veces la respuesta viene en forma de esfuerzo, de sudor y de aprendizaje. Pero esa forma de buscar la esperanza y de enfrentarnos a la vida tiene sus recompensas. No hablamos de justicia divina ni de destino, sino de aprender de nuestros propios errores y salir adelante.

Todos tenemos la capacidad de buscarnos la vida, de ver el lado positivo de las cosas y seguir con la cabeza bien alta. No importa lo que hayamos hecho, no importa lo que nos hayan hecho, la responsabilidad de encauzar nuestra vida es solo nuestra. La historia está llena de hechos sorprendentes, de mil lecciones para no perder la esperanza, de anécdotas increíbles de personas que han sacado fuerzas de donde era impensable. Y es que el ser humano es así, y nosotros podemos con todo.

La esperanza nos motiva a vivir plenamente

La esperanza puede ser activa o pasiva. Es decir, podemos esperar que todo cambie o podemos intervenir y hacer que las cosas vayan como nosotros queremos gracias a nuestra actitud y nuestro esfuerzo. Existen grandes diferencias entre las personas con esperanza activa y con esperanza pasiva, y es que, si tu esperanza es activa, será más difícil perderla. Así es realmente cómo se consigue vivir plenamente y entonces, el camino vuelve a tener otro color.

Las personas con esperanza activa no dejan pasar las oportunidades. Tienen el ojo puesto en los trenes a los que pueden subirse y no dudan en pegar un salto si la cosa les interesa. Además, esta persona también sabe que lo que le pase en su vida depende solo de ella misma. No hace atribuciones externas, sino que confía en sí misma para crear su propio destino.

Cómo no perder la esperanza


Es importante que cultivemos la esperanza a la lo largo de nuestra vida, de esta forma, cuando tengamos pocos recursos y fuerzas, nos será más fácil echar mano de todo lo que hemos cultivado. Nunca es tarde para empezar, por lo que te damos las claves para no perder la esperanza que te ayudarán a ver esa luz al final del túnel.

1. Confía en ti mismo

Como hemos dicho, la vida esta llena de historias increíbles, algunas se conocen y otras no. Las personas protagonistas de esas historias no eran mejores que tú, no tenían más habilidades ni contaban con más ayuda que con la que puedes contar tú. La diferencia era que confiaban en ellos mismos, y es así, como se puede salir adelante.

2. No estás solo

Mira a tu alrededor. Seguramente hay muchas personas que pueden ayudarte, esa persona que es tu gran amiga y que siempre está dispuesta a ayudarte, pero necesitan que les pidas ayuda. Puede que te encuentres solo, puede que creas que nadie repara en ti... aún así, existen cientos de asociaciones que cuentan contigo, teléfonos donde pedir ayuda, gente que vive para que salgas adelante, para darte ese pequeño empujón. No tengas miedo a solicitar auxilio si lo necesitas.

3. Traza planes

Otro aspecto fundamental que debes seguir para nunca perder la esperanza porque recuerda que lo importante en la vida no es la meta sino el camino. Esforzarte tiene sus recompensas también a corto plazo, por lo que si te centras en objetivos pequeños, verás los resultados enseguida. Eso te ayudará a atraer las energías positivas que necesitas para ir pasito a pasito, hacia donde deseas.

4. Practica hábitos de vida saludables

Sabemos que la vida puede ser dura a veces, y entregarse a los placeres más sencillos se presta como apetecible. Por eso, las drogas o el alcohol suelen ser actos que evitan el sufrimiento a corto plazo, pero lo agrandan a largo plazo. Llevar una vida saludable, una buena alimentación y practicar algo de ejercicio, será lo mejor para encontrar esa esperanza que tanto buscas.

Estos son los mejores consejos para no perder la esperanza así que no dudes en ponerlos en marcha y verás como todo comienza a cambiar.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios