Rasgos de una persona extrovertida

¿Eres una persona extrovertida? Las características que lo demuestran

Abiertas a los demás, alegres, comunicativas… son adjetivos que vienen a la mente al definir a alguien extrovertido y que el campo de la psicología confrima, pero hay rasgos más complejos y sutiles que también son característicos de esta personalidad. Si quieres saber si realmente eres una persona extrovertida, comprueba si reúnes los requisitos que te presentamos en esta lista.

A diferencia de las personas introvertidas las personas extrovertidas aman mostrarse a los demás, darse a conocer, porque no se sienten amenazados a la hora de expresar sus convicciones y sentimientos. Son sociables por naturaleza y adoran las reuniones, los grupos. No tienen problema alguno en conocer a nuevas personas y la soledad prolongada no es su situación ideal. Tienden a ser impulsivos, les gusta el cambio y lo novedoso. Por lo general, son algo despreocupados y algunos estudios los relacionan con un punto de agresividad.

Los rasgos principales de la personalidad extrovertida

¿Te identificas con lo descrito? ¿Aún sigues con dudas? Tal vez esta lista de características sobre las personas extrovertidas te ayuden a definirte:

Afectivos y cordiales

Entre los tipos de personalidad que existen destacamos que las personas extrovertidas son agradables y, de entrada "caen" bien. Se acercan a los demás con una sonrisa y no tienen ningún reparo a la hora de presentarse a otras personas y exponer su opinión, incluso de los temas más peliagudos. Es cierto que a veces pueden resultar un algo “abrumadoras”, pero si acabas de llegar a una fiesta, donde no conoces a nadie, agradecerás ser una persona extrovertida o ir en compañía de alguien que los sea.

Tipos de personalidad

wavebreakmedia || Shutterstock

Muy sociables

Si eres de esas personas que se apunta a todos los planes, sea la hora que sea y en el día que sea… probablemente seas extrovertido/a. Los extrovertidos adoran estar en grupo, compartiendo ideas y haciendo actividades en común, donde además siempre logran destacar aún sin proponérselo. Un extrovertido extremo no le da miedo estar solo pero se aburrirá como una ostra si está demasiado tiempo solo. Además, suelen apuntarse a todo tipo de actividades y tendencias. ¿Están de moda los tatuajes?...  no dudarán en hacerse uno ¿Han creado un grupo de yoga?... son los primeros en apuntarse y en tomar la iniciativa para crear el grupo de Whatsapp.

Impulsivos

Otra de las características de las personas extrovertidas es la impulsividad es una característica totalmente ligada a la extroversión. De una manera sana, no supone ningún problema porque implica capacidad de decisión y de acción,  pero si la persona extrovertida no se es capaz de controlar esa impulsividad,  puede tener más de un problema por precipitarse y actuar antes de tiempo sin la debida reflexión.

Odio a la rutina

Si un extrovertido quiere ser una persona feliz, tendrá que romper con la rutina cada cierto tiempo. Son personas incapaces de hacer una y otra vez las mismas cosas. Esto no quiere decir que sean inestables en su vida, sino que necesitan acción, nuevas sensaciones. Una persona extrovertida tendera a tener hobbies y aficiones que rompan con la monotonía (deportes de aventuras, viajes… todo aquello que suponga nuevas experiencias). Si están surtidos con una buena dosis de actividad, no tendrán ningún problema en aguantar la jornada de lunes a viernes.

Mostrar los sentimientos

Alto nivel de actividad

Por supuesto, es posible ver a un extrovertido sentado en un sofá descansando, durmiendo la siesta y leyendo un libro, pero no será por mucho tiempo. El movimiento constante es algo innato a la personalidad extrovertida. A nivel laboral, su ritmo de trabajo es muy acelerado y alguien extrovertido no lo piensa dos veces antes de ponerse manos a la obra y emprender un nuevo proyecto. Esta característica puede ser una gran ventaja pero también puede hacer que un extrovertido cometa más de un error de ejecución por su precipitación.

Alegres y comunicativos

En general, las personas extrovertidas hablan mucho y su comunicación es asertiva aunque esto no quiere decir que tengan una personalidad asertiva o con una muy alta autoestima. Participan en cualquier conversación que se presente ( resultando a vece algo “cargantes” para los demás) y no les cuesta expresar, no solo sus ideas sino también sus propios sentimientos y emociones.

¿Cómo te ves? Si te reconoces en cada uno de estos puntos, probablemente tengas una personalidad extrovertida a la que debes sacar partido controlando sus posibles inconvenientes.

Share this post

Mariola Báez

Mariola Báez

Periodista, redactora especializada en temas de salud, psicología, nutrición, belleza y fitness, con más de 10 años de experiencia escribiendo sobre estos y otros temas.

Comentarios

comentarios