Pensamientos positivos sobre uno mismo

Los pensamientos positivos con los que revolucionarás tu día a día

Casi nadie es consciente de que tu forma de empezar el día es determinante a la hora de decidir cómo irá y cómo acabará. Los expertos en psicología estiman que empezar la mañana de forma positiva nos asegura en un 70% que el día nos irá bien. Ese 30% depende de los detalles o imprevistos fruto del azar, como un problema inesperado en el trabajo, un atasco que nos fastidie la jornada o que se ponga a diluviar por sorpresa, pero visto lo visto un 70% es un porcentaje bastante alto para revolucionar tu día a día en base a actitudes y pensamientos positivos.

Las claves de los pensamientos positivos

Descubre todo lo que el pensamiento positivo puede aportar a tu día a día y toma nota de estos consejos para ver el lado positivo de las cosas y ser un optimista de manual.

1. Acuéstate en positivo

Puede que pienses que la clave está en no levantarse con el pie izquierdo, sino en despertarnos muy alegres y motivados. Eso influye, pero el secreto para amanecer en positivo está en acostarnos con pensamientos positivos, lo que nos permitirá dormir mejor. Cuando apagas la luz y te tumbas en la cama, ¿eres de los que piensan en el montón de cosas y problemas que tienen que resolver cuando se despierten o en lo que has disfrutado y aprendido en el día que se acaba? Si eres de estos últimos tienes mucho camino adelantado, no olvides que tu felicidad depende di ti y no de los demás.

conseguir la autorealización

Roman Samborskyi || Shutterstock

Cuando uno se acuesta pensando en negativo y por ello atrae emociones negativas y no baja completamente la persiana de ese día, sino que se levanta resignado para afrontar otra dura jornada de trabajo, sin acabar de resetear durante la noche. Es un descanso incompleto. En cambio, cuando tenemos pensamientos positivos antes de acostarnos y nos vamos a la cama visualizando nuestros objetivos vitales el día siguiente estás de mejor humor y con una predisposición más positiva. Esta es una buena manera de atraer energías positivas a tu vida, se trata de un positivismo atractivo, que te permitirá tener un buen día.

2. Refuerza tus pensamientos positivos con tu actitud

Pero la cosa no acaba aquí, no basta con pensar en positivo al acostarnos o cuando nos despertamos, hay que actuar acorde a esos pensamientos positivos. El hecho de repetir esos pensamientos y las actitudes positivas día a día hará que cada vez nos sea más fácil pensar en positivo, de forma que no tendremos que esforzarnos más en ello. Debido a que la repercusión que tienen nuestros pensamientos sobre las emociones es muy importante. Llegará el punto en que el positivismo se asentará en tu subconsciente, y a partir de ese momento experimentarás toda una revolución en tu día a día, que estará marcado por el positivismo.

consejos para terminar con los pensamientos negativos

Kues || Shutterstock

Como habrás podido deducir, pensar en positivo y tener emociones positivas no es suficiente para que tu día a día cambie. No puedes pensar una cosa y actuar haciendo justo la contraria. Así, si convertimos los pensamientos positivos en una realidad tu estilo de vida cambiará, tu forma de encarar las cosas cambiará, tu actitud a la hora de afrontar los problemas del día a día cambiará, y junto a estos cambios aparecerán las buenas emociones, mejorando tu vida.

3. ¿Qué vas a hacer para poder?

Esta es una pregunta muy utilizada en el mundo de la psicología y el coaching, y nos invita a pensar en qué vamos a hacer para cumplir con esos pensamientos positivos y alcanzar nuestros objetivos. ¿Cómo vas a actuar en positivo? Llegados a este punto debes tener claro que una persona es capaz de hacer cualquier cosa, un pensamiento positivo para el que nos sobran los ejemplos y que se puede aplicar en prácticamente todos los aspectos de la vida. Así que piensa en el qué y en el cómo.

Por últimos hay que hablar del fracaso, una opción que siempre está sobre la mesa y de la que también se pueden extraer pensamientos y actitudes positivas. ¿Cuántas veces habremos dicho aquí lo importante que es reconocer nuestros fracasos y sacar lecciones de ellos? Aceptar el fracaso es también sinónimo de madurez, y si no podemos hacerlo de una forma podremos hacerla de otra, lo que nos recuerda aquello de cuando se cierra una puerta siempre se abre una ventana.

Share this post

Pau Sisternas

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios