Los grandes beneficios psicológicos que te aportará la práctica del deporte

Todos sabemos que hacer deporte es sano, que practicando ejercicio regularmente disminuimos el riesgo a contraer enfermedades cardiovasculares. La mayoría de las personas se apuntan a un gimnasio para mejorar su salud, o incluso para perder peso y mantener la figura. Lo que mucha gente no conoce, son los innumerables beneficios psicológicos que tiene la práctica del deporte para todos y cada uno de nosotros. Así, uno de las principales ventajas a nivel psicológico que tiene la práctica del ejercicio está vinculada con nuestro estado anímico, mucho más positivo cuando se practica que cuando no se practica.

El deporte está indicado para mejorar nuestro estado de ánimo. De hecho, una de las estrategias que nos ayudan a combatir la depresión es precisamente el ejercicio, ya que tiene los mismos efectos que los antidepresivos. Y es que, tiene unos efectos sobre nuestro cerebro que pueden hacer que nuestro nivel de felicidad aumente. Por ejemplo, la práctica de yoga que es beneficiosa a nivel espiritual y también emocional, de tal modo, que buscar un deporte que nos haga sentir bien es la clave para solucionar muchos problemas de este tipo.

Qué beneficios psicológicos tiene el yoga

28 November Studio || Shutterstock

4 ventajas que la actividad física tiene a nivel piscológico

Como hemos dicho, las ventajas de practicar deporte para nuestra salud psicológica son innumerables. A fin de cuentas el deporte es una vía de escape que nos ayuda a encontrarnos con nosotros mismos, y aquí es donde residen sus verdaderos beneficios.

Las hormonas de la felicidad

Una de las ventajas básicas de practicar deporte se produce a nivel cerebral. La parte química es fundamental y en nuestro cerebro, las hormonas y los neurotransmisores juegan un papel importante en lo que se refiere a las hormonas de la felicidad. Cuando hacemos ejercicio liberamos endorfinas, unas sustancias químicas que nos producen una sensación de felicidad y de euforia que hace que nos sintamos mucho mejor.

Las hormonas de la felicidad

nd3000 || Shutterstock

Nos ayuda a combatir el estrés

En la época en la que vivimos, el estrés es uno de los grandes males que la mayoría de personas padecen. Es simple hecho de empezar en el gimnasio nos puede ayudar a olvidarnos de las grandes presiones que vivimos en el día a día. Porque en una sociedad que cada vez funciona más deprisa, que tenemos más obligaciones y responsabilidades y menos vías de escape, no es de extrañar que vivamos con el estrés a cuestas.

Una de las formas de liberar el estrés y de desconectar un rato es realizar algún tipo de ejercicio físico. Lo importante es encontrar el deporte que más nos guste, algo que nos divierta y que podamos disfrutar. De esta forma, lo disfrutaremos, a la vez que producimos noradrelina, lo que moderará nuestra respuesta frente al estrés.

Nos ayuda a ser más productivos

Además, cuando hacemos ejercicio aumentan las conexiones en nuestro cerebro, con lo que se mantiene activo y aumenta nuestra capacidad para aprender cosas nuevas. Por eso, el entrenamiento hará posible que podamos aumentar nuestra capacidad mental y cumplir mejor con nuestras tareas. Además, el deporte nos ayuda a atraer energías positivas y nos permite estar más activos durante el resto del día. Si tenemos una pausa para comer y la gastamos en ir al gimnasio, estaremos más activos por la tarde y evitaremos el bajón de estas horas.

fizkes || Shutterstock

Por otra parte, nuestra capacidad de memoria también se verá influida favorablemente por la práctica deportiva. Se trata de una forma de estar en mejor forma y también en encontrar una manera de mejorar nuestras capacidades intelectuales.

Mejora nuestra autoestima

No es de extrañar que el deporte mejore nuestra autoestima, pues como ya hemos dicho mejora nuestra capacidad cerebral, nos hace más listos y también nos hace estar más activos. Con todas estas consecuencias no es de extrañar que nuestra autoestima se vea afecta de una forma positiva. Se trata en resumen, de hábitos que nos ayudan a estar de buen humor porque acabamos por estar bien con nosotros mismos.

Otro punto relacionado con nuestra autoestima se basa en las relaciones con los demás, y es que, cuanto más seguros nos sintamos con nosotros mismos, mejores relaciones tendremos y más autoestima ganaremos. Se trata de una rueda de bienestar en la que, cuando nos subimos, todo funciona rodado hacia un mayor bienestar.

Ya no tienes excusas. Ahora que ya conoces cuáles son los beneficios psicológicos que tiene la práctica del deporte no esperes más y busca aquel en el que te sientas más cómoda.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios