Cuántos tipos de sueños hay

Descubre cuáles son los principales tipos de sueños y lo que significan

¿Sabías que todos los sueños que experimentamos siguen una clasificación? A la hora de interpretar el significado de nuestros sueños nos encontramos con un montón de tipos de sueños, y cada uno de ellos tiene sus características particulares o asociaciones. Además, saber qué tipo de sueños acostumbramos a tener puede ayudarnos a saber cómo nos sentimos en realidad y cuáles son nuestras principales preocupaciones entre otros.

Cada tipo de sueño es un reflejo de nuestras vivencias, experiencias, ilusiones, recuerdos e incluso dolencias. Nuestros sueños en este sentido son fruto de una conexión emocional y mental que se puede interpretar.

Clasificación de los sueños

Si bien existen varias teorías o propuestas en cuanto a los principales tipos de sueños que podemos tener, en torno a esta clasificación, siempre coinciden los siguientes tipos de sueños. ¡No te los pierdas e identifica los tuyos!

1. Sueños basados en el futuro o premonitorios

Los sueños premonitorios son aquellos que en los que suponemos cómo será el futuro, por lo que son sueños en los que se reflejan nuestras ilusiones así como nuestros temores. Se tiende a pensar que estos sueños se basarían en situaciones que se pueden producir en un periodo de tiempo medio. Eso sí, no se ha podido demostrar que estos sueños se cumplan, lo que pueda suceder es fruto de la coincidencia. También se les pueden llamar sueños pre-cognitivos.

2. Sueños lúcidos

Los sueños lúcidos son aquellos sueños en los que existe una conciencia por parte del soñante de lo que está sucediendo, de que está soñando. Visto así, cuando tenemos un sueño lúcido lo que perseguimos es poder controlar nuestros sueños y tomar las decisiones en ellos. Por ello, existe un símil entre los sueños lúcidos y el día a día en el que nosotros decidimos qué sucede y qué no.

3. Sueños emocionales


Son aquellos con los que nos despertamos con un profundo malestar por las emociones que hemos experimentado a lo largo del sueño, por lo que cuando despertamos la tristeza nos invade y no paramos de darle vueltas a lo que hemos soñado, siempre y cuando hayamos sido capaces de recordar qué sucedía en nuestro sueño.

4. Sueños anidados

Los sueños anidados se producen cuando soñamos que nos levantamos pero seguimos en el sueño, por este motivo, estos sueños también son conocidos como sueños de falso despertar.

5. Sueños simbólicos y espirituales

Los sueños espirituales como su nombre indica son aquellos que están dotado de un fuerte significado espiritual, que puede ser muy variado, ya que pueden aparecer personajes como los guías espirituales o personajes de los que preconcebimos ideas. Incluso, son sueños en los que se observan cualidades de nuestra personalidad o la de personas de nuestro entorno.

6. Sueños diurnos

En los sueños diurnos contemplamos aquellas ideas, imaginaciones o sueños propiamente dichos que suceden estando despiertos  y cuya duración es muy breve, tanto que parece instantánea.

7. Pesadillas

Las pesadillas son los sueños más desagradables de todos y eso nadie lo duda. Son sueños inquietantes que nos dejan con mal sabor de boca, sueños en los que incluso nos despertamos de golpe por las sensaciones que experimentamos en ellos.

Por último, también destacamos los sueños conocidos como visita, que son aquellos en los que entramos en contacto con personas que no están entre nosotros, como sería el caso de una charla con un familiar fallecido.

Share this post

Avatar

Tamara Gascó

Graduada en Comunicación Audiovisual por la UPV en la EPSG. Máster en Periodismo Digital y Multimedia por la UJI. Máster en Formación del Profesorado de Secundaria y Bachillerato. Actualmente trabajo como Social Media Manager. Me encontrarás leyendo una y otra vez libros de historia, pero la realidad es que en mis ratos libres me encanta aprender, formarme y comprender todo lo que tiene que ver con el proceso de desarrollo personal. Me inquieta y me apasiona este tema, sobre todo aquello que guarda relación con la gestión y la validación emocional, con el objetivo de fomentar nuestro aprendizaje para ser mejores seres humanos, valorando la importancia de cada creencia y proceso de aprendizaje.

Comentarios

comentarios