Cuáles son las partes del encéfalo

Las partes que componen tu cerebro y sus funciones

El encéfalo es una de las partes más complicadas del cuerpo humano, de hecho la más complicada. Tiene un sinfín de estructuras y funciones que trabajan de una forma compleja. Sin embargo, conocer más sobre el cerebro nos hará conocer más sobre nosotros mismos. Si bien es cierto que no podemos entrar en detalle en cada una de las partes y funciones de este órgano, sí que podemos hacer una clasificación sobre las partes principales del encéfalo humano, que hará que tomemos una aproximación hacia el mismo y también hacia cómo funcionamos a nivel psicológico, físico y mental.

Para empezar, podemos indicar que el encéfalo es la parte del cerebro humano que permite realizar todas esas operaciones mentales que el ser humano es capaz de hacer. Además, gracias a él podemos tener concepción de nosotros mismos, podemos reflexionar, emocionarnos y sentir. Se trata de un órgano que trabaja de un modo tan complejo, que muchas de sus funciones son todavía una incógnita.

Las 3 áreas principales del encéfalo

Para hablar de este órgano tan complejo, podemos dividir nuestro cerebro y el encéfalo en tres partes bastante diferenciadas. Estas partes serían el cerebro, el tronco encefálico y el cerebelo.

El cerebro

El cerebro está formado por el telencéfalo y el diéncefalo. Ambas partes están divididas a su vez en diferentes estructuras en las cuales, vale la pena profundizar. Por lo que respecta al telencéfalo, podemos decir que es la que ocupa mayor parte y está formado por la corteza cerebral, los ganglios basales, el sistema límbico, la amígdala y el hipocampo. La corteza cerebral cubre el encéfalo y es la encargada de los procesos más complicados de la mente. Por su parte, los ganglios basales son los responsables de poder realizar movimientos complejos, como hablar o escribir. En cuanto al sistema límbico, también llamado el cerebro emocional porque se encarga de regular tanto las emociones como las respuestas de estas. El hipocampo es una de las partes más conocidas, y es que, por el hipocampo podemos recuperar los recuerdos y también aprender. Es una de las partes más antiguas del cerebro. La amígdala es la encargada de las emociones, una pequeña almendra que empareja los estímulos de nuestra vida con las emociones que sentimos.

Por su parte, el diecénfalo está formado por el tálamo y el hipotálamo. En cuanto al tálamo podemos decir que es la parte más grande del diencéfalo y en él se almacena toda la información que nos llega de los sentidos. De este modo, el sistema nervioso puede reaccionar antes los estímulos de la vida. El hipotálamo es el encargado de mantener un equilibrio en el cuerpo, regula la temperatura, nuestra respiración y nos dice cuando tenemos hambre o cuando tenemos sed.

El tronco encefálico

Se trata de la parte que está conectada con la médula espinal y sus partes son: el mesencéfalo, la protuberancia y el bulbo raquídeo. Al estar conectado con a médula espinal sus funciones son las de conectar las estructuras inferiores con las superiores, es decir, se encarga de comunicar las partes del cuerpo con las estructuras del cerebro.

El cerebelo

El cerebelo es la tercera estructura que forma el encéfalo humano y también es la que mayor concentración de neuronas alberga. Gracias a él podemos realizar los movimientos coordinados, como andar, estar de pie o en equilibrio. Se trata de una de las zonas más complejos porque tiene que unir información de las distintas partes del cerebro para poder actuar.

Además, el cerebelo también interviene en la regulación de emociones, y es que, al estar en contacto con la amígdala, interviene en la regulación de los estados emocionales que aparecen en nuestra vida. De este modo, podemos asociar un estímulo a una emoción.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios