Pasos para eliminar la dependencia emocional

Cómo no ser una persona dependiente a nivel emocional

Uno de los grandes problemas psicológicos a los que nos podemos enfrentar las personas es a la dependencia emocional. Como bien sabrás, estas situaciones se dan cuando nuestra felicidad se basa en la de otra persona, generalmente nuestra pareja, aunque sea algo que perjudique a nuestro bienestar. Por suerte la psicología nos ha enseñado cómo ser independiente a nivel emocional, un largo proceso que nos ayudará a salir de esta espiral que suele ser autodestructiva por culpa de las relaciones tóxicas que van de la mano de esta dependencia emocional.

Cómo eliminar la dependencia emocional en 3 pasos

Empieza a disfrutar de tu vida y despreocúpate en parte por lo que los demás hacen. Te enseñamos a tomar conciencia de los que pasa, a saber gestionar correctamente tus emociones y a eliminar de una vez por todas esa dependencia emocional que no te deja avanzar.

1. Reconocer el problema

Y como pasa con tantos y tantos problemas, el primer paso para ser una persona dependiente a nivel emocional es reconocer esa dependencia emocional y buscar ayuda. Aquí conviene destaca que, aunque sea un problema que por norma general afecta más a las mujeres, en el caso de los hombres suele ser un poco más grave ya que avergonzados de la situación les cuesta reconocerla en público y buscar ayuda, algo que evidentemente dificulta la solución del problema. De ahí que sea básico ser capaz de reconocer y hacer frente a las señales de dependencia.

Pero más allá de los síntomas que revelan esa dependencia emocional, conviene hacer una lista con las cosas que nos perjudican pero que hacemos por amor o cariño. O eso es lo que pensamos, ya que en realidad las hacemos para evitar perder a la otra persona, y no por nuestro bienestar. Mientras redactas esa lista tomarás aún más consciencia del sufrimiento que padeces por culpa de esa persona que te hace ser dependiente, de todo lo negativo que te supone, y reforzará tus ganas de superación personal.

Desarrollar tu crecimiento personal

Anton Watman || Shutterstock


2. Refuerza tu autoestima

La dependencia emocional suele ir acompañada de una pérdida de la autoestima, que disminuye al mismo ritmo que aumenta nuestra dependencia emocional de otra persona. Por eso, a la hora de ser independiente a nivel emocional necesitarás reforzar tu autoestima, ya sea acudiendo a un psicólogo o con métodos como la biblioterapia, que nos ayudan a cumplir con este objetivo. También debes cumplir con una serie de objetivos personales, empezando por dejar de buscar siempre la aprobación de la otra persona. En muchas ocasiones la dependencia se crea a raíz de la relación de pareja, descubre cómo ponerle fin a la dependencia en la pareja y conseguir tener una relación más saludable.

También debes ser consciente de que tienes un pensamiento crítico negativo que deberías vencer, y una buena forma de mejorar tu autoestima es haciendo cosas que te den miedo. Así te demostrarás que eres capaz de mucho más de lo que pensabas. El hecho de hacer deporte o de socializar más son otras formas muy interesantes de ayudarnos a cultivar esa autoestima que nuestra relación de dependencia emocional ha dejado bajo mínimos.

¿Cómo nos afectan los pensamientos negativos?

file404 || Shutterstock

3.Quien no arriesga, no gana

Con la autoestima reforzada podemos dar el último paso en nuestro camino para dejar de ser una persona dependiente a nivel emocional: arriesgar y jugar la carta definitiva para dejar atrás esa relación tóxica en la que nos habíamos metido. Solo tú sabrás cuándo ha llegado el momento de dar el paso definitivo y dejar atrás esa relación de dependencia para avanzar y explorar nuevos mundos y nuevos caminos. Una vez des ese paso ya no hay vuelta atrás, acabaremos con la adicción a la otra persona y tendremos que hacernos cargo de nosotros mismos, lo que incluye la soledad.

Sin lugar a dudas, la soledad es el gran temor de las personas con una relación de dependencia emocional, así que una de las claves para superarla es perder ese miedo a la soledad. No todo el mundo sabe estar solo, es algo a lo que tenemos que aprender, pero también es importante saber que uno puede sentirse bien consigo mismo estando solo, sin rendir cuentas a nadie. No es lo mismo desear una pareja que necesitarla, ya que en este caso nos estamos metiendo en un camino lleno de dificultades. Cuando aprendas a cuidar de ti podrás vivir junto a alguien, pero sin dependencias.

Share this post

Pau Sisternas

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios