cómo lidiar con una persona negativa

Esto es lo que debes hacer para tratar a las personas negativas

No es fácil tratar con alguien que solo ve el lado oscuro de cualquier situación. La negatividad, el pesimismo frente a la vida, es una emoción tóxica que se trasmite y hasta puede contagiarse a los demás, por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de tratar a una persona de estas características. Tu pareja, una buena amiga, un compañero de trabajo, tu hijo… alguien cargado de negatividad puede ser cualquiera de tu entorno. Si es solo un conocido, con el que no tienes una estrecha relación, seguramente te alejes de manera instintiva, pero ¿si es alguien que te importa? ¿Qué hacer?

No hablamos de una persona que ha tenido un mal día y lo ve todo negro (¿Quién no se ha sentido así alguna vez?) sino de gente que, pase lo que pase, siempre desprende un halo de amargura que se manifiesta de las formas más diversas, desde tristeza perenne, hasta irritabilidad inexplicable. Si detectas que alguien de tu entorno desprende malas vibraciones con sus constantes quejas, su desconfianza y recelo ante todos y ante todo, su falta de ilusión y su convencimiento de que el mundo es malo y la vida un asco… te enfrentas a una persona negativa, por lo que debes armarte de paciencia y extremar las precauciones a la hora de establecer cualquier posible contacto. ¡Cuidado, intentará arrastrarte hacia “el lado oscuro”!

Cómo tratar a las personas negativas

El primer impulso al acercarnos a una persona con profundas emociones negativas es intentar animarle, transmitirle optimismo, pero esta actitud no suele dar buenos resultados. Alguien negativo ve solo lo malo. Se queda en eso y no va a cambiar con unas bonitas palabras de aliento. En algunos casos, la ayuda psicológica es necesaria. pero como medidas particulares para tratarle de la mejor manera posible, estos consejos pueden serte útiles:

No discutas

Consejos para evitar los enfados

Antonio Guillem || Shutterstock

Intentar convencer a una persona negativa de que está equivocada porque hay multitud de motivos para sentirse bien, no tiene sentido. Es como decirle “tranquilízate” a alguien con un ataque de nervios. Simplemente no funciona. La persona negativa está bloqueada y no entiende lo que tú quieres hacerle ver. El resultado será probablemente una discusión que refuerce aún más la negatividad que ya existía.

Máximo cariño

Cómo hablar con una persona negativa

Stokkete || Shutterstock


En muchas ocasiones la negatividad esconde pasadas frustraciones, miedo al rechazo, baja autoestima… acércate a la persona negativa con paciencia y demostrando tu amistad (o amor). No le des sermones sobre “la vida es bella”. Escucharle con interés, aunque no compartas su visión del mundo, intentar comprenderle y empatizar, o simplemente darle los buenos días de manera amable (aunque ni conteste) siempre es una buena actitud. Ten en cuenta que las emociones se pueden contagiar y tu buena actitud, poco a poco, hará que vea las cosas de otro modo.

Intenta comprender su negatividad

Eliminar las preocupaciones de tu vida

Antonio Guillem || Shutterstock

Si tienes confianza y hablas frecuentemente con esa persona, cuando exprese frases negativas generales, pídele que te explique con hechos concretos por qué ve la situación tan oscura. Por ejemplo, si piensa que os van a despedir a todos del trabajo, pregúntale en qué se basa para tal afirmación. Ten en cuenta que muchas de estas personas, sin darse cuenta, distorsionan la realidad. Pedirle que se centre en hechos comprobables puede ayudarles a ver por sí mismos que, en realidad, carecen de razones objetivas para sus malos augurios.

Desvía la conversación

loreanto || Shutterstock

Haz que se concentre en algo irrelevante. Otro truco que puede funcionar ante una avalancha de negatividad es evitar profundizar en esos pensamientos negativos (que es lo que quiere la persona). Cambiar de conversación sutilmente, llevarle hacia otro tema, o incluso iniciar una actividad intranscendente puede eliminar, aunque sea de forma temporal, esa negatividad imperante.

En resumen, una persona negativa puede generar un gran malestar en su entorno. Ante su presencia, es importante que mantengas tu positivismo para que en ningún caso pueda afectarte. Tienes que poner límites para que esa persona no acabe contagiándote sus emociones negativas. Intentar ayudarle siempre es bueno, pero no olvides que tal vez la negatividad esconda problemas psicológicos profundos que necesitan tratamiento especializado.

Mariola Báez

Periodista, redactora especializada en temas de salud, psicología, nutrición, belleza y fitness, con más de 10 años de experiencia escribiendo sobre estos y otros temas.

Comentarios

comentarios