4 ejercicios para superar la ansiedad nocturna

La ansiedad es una emoción normal y adaptativa pero la verdad es que se asocia a un estado de malestar. Se trata de un emoción que nos avisa de algún peligro y nos prepara para la acción. Y si por si no lo sabías, los problemas de ansiedad se multiplican por la noche, por lo que, si algo te preocupa, es probable que la ansiedad nocturna llame a tu puerta.

Las situación suele ser la siguiente: estás intentando dormir dando vueltas a la cama. Sabes que estás cansado pero no puedes relajarte y no piensas más que en el poco tiempo que te queda para descansar y en que te es imposible conciliar el sueño.

Di adiós a la ansiedad nocturna en pocos pasos

En tu cabeza puede que no dejen de pasar problemas insignificantes. Cuerpo, alma y mente deben estar conectados al unísono para conseguir relajarte. Puede que se trate de un problema real que no te deja dormir, o puede que sea el mismo insomnio el que te provoca las rumiaciones. En cualquier caso, conocer algunos consejos para parar la ansiedad nocturna, puede ser muy útil.

Ejercicios de relajación

Cuando no podemos dormir, una de las mejores formas de encontrar la paz en tu cabeza y por fin poder descansar es realizar ejercicios de relajación. Se trata de una de las tácticas más efectivas hoy en día y que permiten que encontremos por fin el sueño. El ejercicio más sencillo para calmarte antes de dormir es bastante simple. Tan solo tienes que colocar tus manos sobre tu abdomen y cerrar los ojos. La clave para conseguir los mejores resultado es que tu espalda esté totalmente recta para que puedas controlar cada momento de respiración. También puedes poner en práctica otras actividades relacionadas con este apartado como lo es el reto de yoga de los 21 días, es algo totalmente diferente, pero es una experiencia que merecerá la pena. De este modo conseguirás conectar con tu propio ser y despejar tu mente.

Ventajas que ofrece la meditación

Ejercicios de meditación

La meditación es una técnica que, de forma continuada, nos puede ayudar a eliminar las rumiaciones. De hecho, se ha comprobado que con estas técnicas, podemos encontrar la manera de disfrutar del aquí y el ahora, y deshacernos de las preocupaciones. Practicar la meditación es una buena técnica para eliminar la ansiedad en general, por lo que, la ansiedad nocturna también desaparecerá si la practicas de forma continuada. Y no sólo conseguirás evitar la ansiedad nocturna sino que la práctica de actividades como el yoga pueden ayudarte a conseguir el equilibrio mental que andas buscando.


Práctica meditación mindfulness

Ejercicios de respiración

Cuando los problemas te agobien por la noche y no puedas quitarlos de la cabeza, te recomendamos que dejes de dar vueltas en la cama. Realizar ejercicios de respiración puede ayudarte a encontrar la paz que necesitas. Hemos de tener en cuenta que, la respiración es la base de las tácticas antes nombradas, como la meditación y la respiración. Puede resultar curioso, pero fijarse simplemente en tu respiración, sin alterarla, puede llevarnos a un estado de calma envidiable. Y es que, notar cómo regulamos nuestra respiración puede llevar a beneficios para nuestra salud, además de para nuestra mente. Porque controlar nuestra respiración nos ayuda a controlar nuestra capacidad pulmonar, además de ser una eficaz solución para enfrentarnos a la ansiedad.

Pautas para trabajar la respiración meditando

Tu deporte favorito

No, no vamos a decirte que hacer deporte es perjudicial, sino todo lo contrario. Para luchar contra la ansiedad una de las mejores formas de hacerlo es con el ejercicio físico. Sin embargo, hacerlo demasiado tarde, a última hora del día, puede activarte de manera, que no puedas descansar por la noche.

El mejor consejo es que practiques tu deporte favorito pero con moderación. Es decir, si entrenas por la tarde y al llegar a la cama no puedes dormir, te aconsejamos que cambies tu hora de entrene. Hay personas a las que estos horarios les sientan bien y luego caen rendidos. No obstante, hay otros casos en los que moverte demasiado tarde puede hacer que te actives a última hora del día, haciendo que sea difícil dormirte, y también que aparezca por este motivo, la ansiedad. También puedes probar con otros deportes como es el cayo del yoga que pueden intervenir en este proceso para facilitar tu descanso notablemente.

Por último, ten en cuenta que algunos de los hábitos que llevas a cabo día tras día son totalmente incompatibles con el descanso. Por ejemplo, la ingesta de los excitantes. Si quieres dormir mejor será mejor que elimines el café de tu día a día, pero también otros alimentos como el té.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios