Dinámicas de empatía laboral

Así puedes mejorar la empatía en el trabajo

La empatía es una habilidad clave en el ser humano, de hecho, es uno de los principales pilares de la inteligencia emocional. Gracias a la empatía podemos ponernos en el lugar del otro y entender, no solo sus sentimientos y emociones, sino también su punto de vista en el plano cognitivo. Si trasladamos el concepto al campo de trabajo, podemos ver lo esencial que es disponer de una habilidad de este tipo. Siempre que compartimos un espacio con más personas, mantener una buena relación siempre será un aspecto esencial, y más si trabajamos juntos. Esto puede parecer un aspecto simple, pero lo cierto es que desarrollar la empatía en el trabajo, requiere de unas habilidades que no todos desarrollamos.

Hemos de tener en cuenta que, solo las personas más empáticas, serán capaces de negociar, de tomar decisiones y ganarse el respeto de los demás, de conseguir el bien común. Colaborar y trabajar en equipo serán aptitudes que, además de estar muy valoradas por las empresas, solo serán posibles si tenemos empatía.

Consejos para mejorar la empatía en tu espacio de trabajo

El entorno de trabajo puede convertirse en un lugar muy complicado para desarrollar la empatía. No elegimos a las personas con las que compartimos espacio y muchas veces puede costarnos tener un entorno agradable. Por eso, siempre es bueno tener en cuenta algunos consejos para mejorar la empatía en el ambiente laboral de tal forma que puedas sentirte agusto.

1. Conoce a tu equipo

Muchos de nosotros cometemos el error de ir a trabajar y no intentar conocer a las personas con las que estamos. Hacer nuestro trabajo e irnos a casa suele ser algo por lo que muchos nos decantamos, y suele ser uno de los motivos que nos impiden desarrollar empatía en el trabajo. Si nos paráramos a conocer un poco a las personas que nos rodean, puede que mejoráramos en ese aspecto. Te aconsejamos que intentes mantener conversaciones con el resto de tus compañeros. Preguntar por su vida y su situación es algo que puede ayudarte a entender su punto de vista, sus sentimientos y por tanto a desarrollar la empatía. Y es que, solo conociendo a las demás personas puedes ponerte en su lugar.

2. Mantente al día con la vida de tus compañeros


Iniciar una conversación no bastará para tener empatía con tu equipo. Es necesario que entendamos la situación por la que pasan en cada momento. Si una compañera está embarazada, entederemos mejor sus actitudes, pero si no nos preocupamos por enterarnos hasta que el tiempo nos lo desvele, podemos caer en numerosas equivocaciones.

Así que, estar al día de lo que ocurre en la vida de tus compañeros podrás entender mejor sus reacciones, ponerse en su lugar y relacionarte de una forma que te beneficie más a ti, a ellos y también al resultado de vuestro trabajo.

3. Intenta facilitar el trabajo de los demás

Ayudar a tu compañero en la medida de lo posible suele ser una acción que, además de ser agradable, también puede ayudar a generar empatía en el trabajo, a conocer a los demás y también a crear un buen ambiente de trabajo. Te recomendamos que intentes facilitar el trabajo al resto todo lo que puedas. Además de ayudar a vuestra relación, también es más probable que la ayuda te venga de vuelta. Se trata de buscar un equilibrio entre una cosa y otra. Esto también te permitirá tener mejor autoestima en el trabajo y potenciar tus habilidades.

4. Piensa en el otro durante un conflicto

Como en todos los ambientes puede ser habitual que surja algún conflicto. Antes de desencadenar una discusión que podemos lamentar, será importante que te pares a pensar en el otro. Por eso, para saber qué actitud tomar ante un conflicto, piensa. Reflexiona. De nada servirá que actúes sin pensar.

Con todos estos trucos podrás desarrollar la empatía en tu espacio de trabajo, y podrás conseguir que el ambiente sea mucho más favorable.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios