Ejemplos de emociones negativas y su significado

Las 5 emociones negativas del ser humano

Existen en la vida ciertas situaciones que nos provocan emociones que no queremos recordar. El miedo, la ira o la ansiedad, son vistas como auténticas amenazas a nuestra existencia. Pero como en todo, algunas de estas emociones tienen su sentido, y son tan importantes como las que nos hacen brincar de alegría.

Para empezar, es necesario recalcar que el propio nombre de emociones negativas, ya hace que algo se estremezca dentro de nosotros. Lo cierto es que este nombre no significa que las emociones sean malas, sino que, se asocian con estados de malestar. Pero los tipos de emociones negativas son útiles y, sobre todo, necesarias.

Las emociones más negativas que experimentarás y su significado

Conocer algo más de estas emociones negativas y su significado hará que cambie tu modo de verlas. No es que a partir de ahora vayamos a sentir placer de un enfado o del miedo, pero sí que conoceremos por qué nos pasa lo que nos pasa y tendremos más herramientas para aprovecharlas y lo que es mejor, para afrontarlas.

La tristeza

Una de las más conocidas y de hecho, una de las emociones primarias es la tristeza. Todos hemos sentido tristeza en algún momento y es que, se trata de algo totalmente necesario en nuestra existencia. La función de la tristeza es muy importante, ya que la misma permite la introspección. Cuando estamos tristes nos conocemos más que nunca, nos introducimos en nuestro interior y sacamos las herramientas para superar esa situación. Pero además, la tristeza cumple una función social, ya que, gracias a ella sentimos el apoyo de nuestros seres queridos. Es aquí donde se considera que la tristeza también tiene su lado positivo y esto se debe a que se forman relaciones y somos protagonistas del apoyo social.

El concepto de tristeza

SanchaiRat || Shutterstock

La ira

Es otra de las emociones primarias del ser humano y solemos conocerla como enfados o agresividad. Se conoce que la ira surge cuando nos sentimos frustrados, cuando nuestras metas se ven truncadas por un hecho que consideramos injusto. Entre las principales funciones adaptativas de la ira se encuentra la auto-defensa. La afirmación de nuestra identidad y nuestra integridad, que hace que podamos expresar que no estamos de acuerdo con aquello que nos está pasando.

En qué consiste la ira

Roman Samborskyi|| Shutterstock

El miedo


Aunque sea redundante, no hay emoción más temida que el miedo. Ese escalofrío que recorre tu cuerpo y te paraliza o te ayuda a huir. Se trata de algo estremecedor pero también muy protector. Y es que, no hay emoción que vele más por nuestra seguridad que el miedo. Es precisamente esta emoción la que nos evita deambular por una calle oscura en la que habita algún delincuente, o la que nos impide cruzar las vías del tren cuando corremos el peligro de ser arrollados. El miedo a la muerte, el miedo al fracaso en nuestros objetivos etc. Todo esto nos horroriza, pero sobre todo, nos protege.

¿Qué son las inseguridades?

La ansiedad

Otra de las emociones negativas es aquella que nos atormenta sintiéndonos tremendamente mal porque nos acelera constantemente. La ansiedad es una de las emociones que peor nos hacen sentir y es precisamente porque nos mantiene preocupados y alterados.

La ansiedad surge cuando no sabemos gestionar alguna cosa. Lo cierto es que es una de las emociones más necesarias, ya que, la ansiedad permite adaptarnos al entorno y acatar ciertas normas de cara a la respuesta que nuestro organismo da a cada acción.

En qué consiste el trastorno de ansiedad generalizado

igorstevanovic || Shutterstock

El asco

Aunque una emoción como el asco pueda incluso hasta sorprendernos, lo cierto es que está estrechamente vinculada a la ansiedad, porque hablamos de aquellos estímulos a los que somos incapaces de afrontarlos.

Estas son las 5 emociones que más experimentamos las personas y las principales formas que tienen de reflejarse en nuestra vida. Ahora que ya lo sabes, para no padecerlas en su lago más nocivo ahora tienes que aprender a gestionarlas. Por eso te aconsejamos que tomes nota de aquello que debes hacer para convertir una emoción negativa en positiva y aprovecharte de todos sus beneficios para que no te perjudiquen.

Pasos parta tranformar una emoción negativa en positiva

Fuentes consultadas:

  • Rodríguez, J. A. P., Linares, V. R., González, A. E. M., & Guadalupe, L. A. O. (2009). Emociones negativas y su impacto en la salud mental y física. Suma psicológica16(2), 85-112.

Share this post

Mamen Palanca

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios