Descubre qué puedes hacer para desatar tus nudos emocionales

Cada persona tenemos una forma diferente de reaccionar ante diversas situaciones. Hay quienes están dispuestas a compartir sus sentimientos, quienes se obsesionan y solo hablan de lo mismo durante tiempo, o quienes esconden sus emociones. Se tratan de reacciones diferentes, y la forma de gestionarlas correctamente, pueden hacer que nos sintamos más o menos aliviados. Esto no es otra cosa que los nudos emocionales y lo que debemos hacer ante ellos, es desatarlos, desbloquearlos.

No siempre sabemos cómo gestionar nuestras emociones correctamente. Para comenzar, desde que somos pequeños, porque el origen de los nudos emocionales se encuentra precisamente en nuestra infancia, en nuestros primeros años de vida. Al final, como ya hemos comentado en otras ocasiones, educar en emociones a los niños se convierte en la clave para que en el futuro nos encontremos ante personas fuertes. Aún así los adultos también sufrimos las consecuencias de los nudos emocionales pero al final, sino aprendemos a desatar los nudos emocionales dejamos de sentirnos aliviados, sufrimos las crisis emocionales e incluso también las crisis personales.

Existen una gran multitud de causas por las que se pueden formar los nudos emocionales. A veces, es por cuestiones de amor que no son como esperábamos, otras veces es una decepción o frustración, y en muchas, la pérdida de un ser querido. El caso es que estos nudos emocionales pueden causarnos heridas que se abran ante situaciones similares, incluso pueden causarnos ciertas dolencias físicas.

Cómo se forman los nudos emocionales

El día a día está lleno de nudos. Es importante aprender a sanar nuestras emociones para evitar los nudos emocionales y se creen estos enredos, sin embargo, las prisas de la vida actual, pueden hacer que no prestemos demasiado atención a nuestras emociones, ya que estamos demasiado ocupados con nuestras obligaciones.

A la madeja sentimental que se forma la podemos llamar resentimiento. Nos guardamos algo que nos hace daño, pensamos que nos protege, pero en realidad, solamente está creando algo en nuestro interior que nos hará sufrir cuando algo despierte de nuevo esas emociones.

Ser conscientes de que tenemos algunos nudos emocionales puede crearnos algún malestar. Se trata de una situación desagradable, algo de lo que queremos huir. Lo malo es que si huimos, nunca nos llegaremos a encontrar bien del todo porque siempre viviremos atascados en las emociones negativas. Y sí, desatar los nudos puede ser doloroso, pero cuando te deshaces de ellos, puedes vivir con una sensación de bienestar sabiendo que no te volverán a molestar.

Cómo deshacer tus nudos emocionales

Puede que notes que algo te entristece más de la cuenta, o que ciertas situaciones te paralizan. A veces tenemos nudos emocionales que desconocemos, lo importante es que tengamos la intención de esforzarnos por encontrarnos mucho mejor. Una vez lo conseguimos, es algo que vale realmente la pena.

everst || Shutterstock

Analizar la causa

Antes de deshacer un nudo emocional, el primer paso es conocer por qué razón se han formado. Este es uno de los momentos más dolorosos. A veces, dejamos pasar las cosas porque nos duelen demasiado, y cuando tenemos que hacerles frente de nuevo, puede que volvamos a sentir esas emociones. No abandones si te encuentras mal. Piensa que deshacer los nudos te ayudará a no volver a sentirte nunca más de esa forma, y a poder tener una vida más plena.

Escribe lo que sientes

La escritura tiene grandes beneficios para gestionar tus emociones. Así que coger papel y lápiz ( o un ordenador y ratón) es una de las formas más efectivas de saber lo que hay dentro de ti. A veces tenemos un torrente de sentimientos negativos dentro nuestro y somos incapaces de ordenarlos, pero escribirlos nos ayudará a que lo que sentimos vaya teniendo sentido.

Plasmar tus emociones en un papel te ayudará a ver tu problema desde la distancia, lo que podrá conseguir que encuentres una solución más objetiva. Imaginar que es un amigo el que tiene el problema, puede hacer que encuentres más sencillo el camino que tienes que tomar.

Te recomendamos que, si te ves muy perdido, pidas ayuda. Existen profesionales que pueden ayudarte. Por otra parte, los nudos no se deshacen de un día para otro, así que tendrás que tener paciencia y ser consistente.

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios