Cómo superar la inseguridad emocional

Aprende a lidiar con la inseguridad emocional en tu día a día

¿Te sientes inseguro de ti mismo, te cuesta tomar decisiones, o tienes un miedo excesivo a las críticas de los demás? La inseguridad emocional es un habitual en las personas, y cada día son más las personas que la están padeciendo o las han padecido en algún momento. Por suerte, trabajar las emociones para evitar sentirnos inseguros es algo que podemos hacer si ponemos todas nuestras atenciones en ello.

La inseguridad tiene una estrecha relación con nuestros miedos, por lo que el causante de dicha inseguridad puede ser cualquier aspecto de nuestro entorno. Así, frenar el efecto de esa inseguridad es algo que nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos y también con los demás.

5 consejos para lidiar con la inseguridad emocional

Una persona insegura es aquella que no solamente desconfía de lo que le rodea sino que sufre un malestar que es complicado de aliviar, tanto que esa inseguridad emocional nos priva de disfrutar de lo que nos rodea, por eso es importante hacerle frente, para trabajar tanto nuestro desarrollo personal como para encontrar nuestra felicidad y vivir sintiéndonos liberados. Descubre algunos consejos para evitar esa inseguridad emocional y ganarás confianza en ti mismo.

1. Piensa en positivo

Si eres una persona insegura te convendría empezar a poner tu mente en positivo para poder vencer la inseguridad. Se trata de eliminar los pensamientos negativos, sobre todo aquellos que vienen generados por las críticas que atacan nuestra autoestima o por los miedos que nos acechan. En definitiva, se trata de que logres convencerte a ti mismo de que todo irá bien, y que todo lo que decidas será siempre lo más adecuado para ti. Recuerda que todo ser humano comete errores alguna vez en su vida, por lo que tú no deberías tener miedo a cometerlos, ya que a través de los errores aprendemos y obtenemos lecciones de vida muy valiosas.

2. Trabaja tu autoestima

La inseguridad emocional es un concepto muy vinculado a la autoestima. Por ello, el segundo consejo que debes poner en práctica para lidiar con la inseguridad emocional es trabajar tu autoestima, porque sólo mejorando la autoestima conseguirás mejorar otros muchos aspectos de tu vida, como el sentirte más seguro.

3. No temas a decir lo que piensas, pero con asertividad


Si quieres lidiar con tu inseguridad emocional debes también aprender a perder el miedo a decir lo que piensas. Así que ya sabes, a partir de ahora, no te escondas y si al expresar tu opinión te equivocas, no te sientas mal por ello.

La clave se encuentra en expresar lo que sentimos con asertividad, sin hacer daño a quienes nos rodean y controlando lo que decimos. Las personas asertivas son aquellas que son capaces de comunicarse con su entorno de una forma clara y concisa, que dejan claro lo que piensan y lo que quieren y, en definitiva, son personas seguras de sí mismas y que tienen empatía.

4. Destaca tus cualidades

Como ser humano eres una persona repleta de defectos, pero también tienes muchas cualidades. Lo que pasa es que, debido a tu inseguridad, esas cualidades las tiene escondidas y tienes que aprender a destacarlas. Por ello, cada vez que sientas inseguridad emocional ante una determinada situación, debes pensar en tus cualidades y en todos los cambios que eres capaz de llevar a cabo para vencer esa inseguridad. Al mismo tiempo, trabajarás tu amor propio.

5. Descubre los verdaderos motivos de tu inseguridad

Finalmente, otra de las cuestiones clave para lidiar con la inseguridad emocional es, como no podía ser de otra forma, descubrir los motivos que te hacen ser inseguro.

En ocasiones, podemos llegar a identificar en qué momento preciso de nuestra vida comenzamos a ser inseguros, o qué situaciones nos llevaron a serlo. Y al detectar esos momentos o situaciones seremos capaces de pensar en la forma en que queremos que esas situaciones se solucionen y en qué hicimos nosotros para solucionarlo.

Y es que, para poder lidiar con la inseguridad emocional, es clave que empecemos a pensar en qué es lo que verdaderamente queremos, y porque reaccionamos así cuando se nos presentan determinadas circunstancias en nuestra vida.

Share this post

Comentarios

comentarios