Aprender a conectar con los demás

Esto es lo que debes hacer para conectar con las emociones de los demás día a día

Conocer a gente, interactuar e incluso llegar a conectar emocionalmente es una de las experiencias más enriquecedoras que podemos tener en nuestra vida. Por desgracia, no siempre sabemos cómo llegar a los demás o cómo conectar emocionalmente y seguir la relación, y es que, no todos tenemos ciertas habilidades que sin duda echamos mucho de menos.

Uno de los fallos más habituales a la hora de conectar con las emociones de los demás es intentar forzar la relación. Puede que te haya caído muy bien alguien, pero el ser insistente solo hará que estropees esa amistad que podría haber sido. No te muestres ansioso, porque conectar no se trata de necesitar a la otra persona, sino de mostrar empatía con los demás y de disfrutar. Solo así conseguirás tener una relación especial con alguien.

3 cosas que poner en práctica a diario para favorecer la conexión emocional

Si estás perdido, si crees que no sabes no solo cómo conectar emocionalmente en el día a día, te damos algunos pasos para que tus relaciones comiencen a ir viento en popa. Seguramente conoces a muchas personas que saben cómo relacionarse, influir y entender las emociones de los de su alrededor, estas personas comparten unos hábitos. Si quieres aprender a relacionarte mejor, será una buena idea que tomes nota de estos hábitos para mejorar la conexión emocional y comiences a practicarlos.

Sonríe más

Es la clave de cualquier asunto que requiera de inteligencia emocional, pues el poder de una sonrisa es algo que mucha gente conoce pero que pocos practican. De hecho, intenta pensar en una persona sonriendo en un grupo de gente que no conoces. Seguramente, ya te sientas atraído por ella, solo por el hecho de estar sonriendo con naturalidad, incluso puede que te contagie su sonrisa y sus emociones y te haga estar más cómodo.


Por otra parte, al sonreír no solo estarás favoreciendo el estado de ánimo de los demás, sino que también habrás encontrado la forma de encontrarte mejor contigo mismo, ya que simplemente con hacer el gesto, estarás mejorando tu estado de humor y aumentando la predisposición a conectar emocionalmente con los demás y compartir

No tengas miedo a conversar

Hablar con los demás es un factor clave para conectar emocionalmente con otras personas. Sonreír puede ser un buen comienzo, pero si te quedas en la sonrisa no irás a ninguna parte, tienes que comenzar a hablar. Puede que no sepas por donde empezar, o que te cueste un poco más abrirte, pues bien, en principio te recomendamos que le preguntes algo a tu interlocutor. Y es que, no hay nada que le guste más a una persona que otro se interese por ella. Practicar la escucha activa te ayudará a practicar la asertividad y sabrás cuáles son las emociones que experimentan los que están a tu lado y qué les ha llevado hasta ellas.

Practica la escucha y sé comprensivo. Si lo piensas es fácil, solo tienes que tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti. Si te da mucha vergüenza, solo tienes que mirar a los desconocidos como si fueran amigos y comprender lo que dicen, esto te ayudará a comportarte de manera auténtica, a ser tú mismo y a poder entablar conversaciones enriquecedoras bajo el entendimiento mutuo.

Muéstrate tal y como eres

No tienes que hacer lo que sea por conectar, la sinceridad y el ser uno mismo es lo principal para comprender qué emociones tienen otras personas, el fluir, el dejarse llevar.

El resto por lo que tú sientes y por lo que siente la otra persona, la comprensión. De eso se trata. Así que ahora ya sabes qué hacer día a día para desarrollar tu habilidad de conectar emocionalmente y favorecer la inteligencia emocional.

Share this post

Comentarios

comentarios