las emociones afectan a nuestro físico

El mapa corporal de las emociones: así es cómo afecta a tu cuerpo cada emoción

El hecho de que cuerpo y mente están unidos es algo que cada vez cobra más relevancia. Antes, resultaba obvio pensar que tu estado físico afectaba a tus emociones, de modo que, cuando estamos enfermos nuestro humor es peor. Sin embargo, nuestras emociones también afectan significativamente a nuestro estado de salud física, de ahí la somatización, por ello, vale la pena saber más acerca de cómo funciona nuestro cuerpo para poder ganar en salud física y también mental.

Todos hemos dicho sentir mariposas en el estómago, tener un nudo en la barriga o quedarnos helados. Se trata de emociones que nos provocan algo en nuestro cuerpo. Hoy sabemos que no tiene nada que ver con la cultura, sino que son reacciones biológicas que todos sentimos de la misma manera.

Diferentes pero iguales

Que el ser humano es de lo más complejo que existe es algo que nadie duda. De hecho, las personas actuamos y reaccionamos diferente unas de otras dependiendo de factores como nuestra personalidad. Sin embargo, todos conocemos la sensación que sentimos al recibir una buena noticia o la punzada en el corazón cuando alguien que queremos se aleja.

Por lo tanto, aunque todos somos diferentes todos sentimos emociones tanto positivas como negativas. Las emociones positivas hacen que nos sintamos mejor y las negativas nos provocan un malestar que, si son continuadas, pueden causarnos no solo trastornos, sino también enfermedades. Por ello, vale la pena conocernos un poco más para saber cómo reaccionamos y cómo gestionar tales emociones.

La unión entre cuerpo y mente

dejar fluir las emociones

Luna Vandoorne || Shutterstock

Basándose en las emociones básicas, un equipo de científicos finlandeses han conseguido crear un mapa emocional en nuestro cuerpo. Los científicos consiguieron demostrar que cada emoción genera una respuesta en una parte específica de nuestro cuerpo, independientemente de la cultura a la que pertenezca cada persona.

La explicación es fácil: las emociones tienen una función adaptativa, suponen mecanismos biológicos que nos preparan para sobrevivir y para adaptarnos a los cambios que se producen en nuestro entorno. De este modo, la ansiedad nos dará la fuerza para prevenir peligros, o el asco nos ayuda a protegernos de sustancias que pueden ser venenosas.

Por eso, las emociones no solo juegan un papel en nuestra salud mental sino que también afectan a nuestros estados corporales. Mediante el mapa corporal de las emociones podemos obtener información sobre qué áreas son las afectadas por cada emoción en concreto. Algo que da a entender que se trata de un sistema no solo universal, sino también biológico.

El amor y la alegría, las emociones más intensas

mantener una actitud positiva

WAYHOME studio || Shutterstock

En el estudio que realizaron los científicos finlandeses, cada participante debía colorear una zona del cuerpo en una silueta humana dependiendo de qué sentían ante un determinado estímulo. Para ello, se basaron en las emociones básicas como son la alegría, la tristeza, el miedo, la ira y la sorpresa, pero también incluyeron otras más complejas como el orgullo o la envidia.

En el estudio, la intensidad de las emociones también venía distinguida, de modo que se debía colorear las emociones más intensas con color rojo y las más tenues con color azul. Los resultados son claros, una fuerte coincidencia avala el hecho de que los participantes coincidían en las zonas coloreadas y en las emociones.

De este modo, también se puede observar como el amor y la alegría son las dos emociones que causan las reacciones corporales más intensas. Por otra parte, también se puede deducir que las emociones básicas se activan en las zonas superiores de nuestro cuerpo, donde se encuentran los órganos vitales, como la cabeza, uno de los más importantes.

Share this post

Mamen Palanca

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad CEU Cardenal Herrera. Amplia experiencia en el campo de la redacción de artículos y reportajes de diferentes temáticas, destacando la psicología. Por este motivo, actualmente continúa su formación académica cursando los estudios de Grado en Psicología por la UNED, motivo por el cuál es una apasionada del campo de desarrollo personal y la gestión emocional.

Comentarios

comentarios