Cómo expresan las emociones las mujeres y los hombres

No, las mujeres y los hombres no expresamos igual las emociones

niños y niñas expresas sus emociones de forma similar, pero cuando llegan a la pubertad los niños desarrollan cierta habilidad con la que ocultan los sentimientos como por ejemplo de vulnerabilidad, debilidad o miedo. Así, al ser adultos las mujeres y los hombres no expresan igual sus emociones y se considera como un punto de no retorno.

Así, existen diferencias a la hora de expresar las emociones entre hombres y mujeres que comienzan en la adolescencia, porque el procesado de las mismas comienza a cambiar. Por ello, observamos diferentes patrones de conducta de cara a cómo expresar las emociones y esto ha mantenido durante años en vilo a expertos en la materia.

Educación de género y presión social

En relación a este comportamiento emocional, varios estudios revelan que aunque frente a las mismas imágenes las mujeres no tienen ningún problema en expresar sus emociones mientras que los hombres afirman sentir una mayor indiferencia. Pero si analizamos los cambios fisiológicos experimentados tras el visionado de esas imágenes, son prácticamente idénticos en hombres y mujeres, lo que nos lleva a preguntarnos a qué se deben esas diferencias para expresar las emociones entre hombres y mujeres y la respuesta está en la educación y la presión social.

Aunque por suerte las cosas cambian poco a poco, la educación de género es la que explica cómo expresan las mujeres las emociones y cómo lo hacen los hombres. Por ejemplo, a los hombres se les “enseña” que manifestar el miedo es un síntoma de debilidad y de inseguridad, de ahí que muchas veces tengan dificultades a la hora de manifestar una de las emociones primarias por excelencia. Es más, ante una situación de miedo responderán enfadándose, una forma de canalizar ese miedo que no hace más que destapar las cartas.

En cambio las normas sociales por desgracia dicen que las mujeres deberían ser más sumisas y cumplir con lo que el resto de la gente espera de ellas. Y ya sea de forma consciente o inconsciente, a las mujeres les cuesta menos expresar sus emociones y cuando están ante una situación que supera sus límites en vez del enfado llegan otras emociones como la tristeza. Una tristeza que por otra parte está mal enfocada, ya que es una forma de ocultar ese enfado y por tanto nos costará más descubrir su origen a la hora de dejarla atrás.

Otro ejemplo de las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de expresar sus emociones es la forma de manifestarlas. Ante una misma situación de critica o traición lo más probable es que el hombre reacciones exteriorizando sus emociones de forma agresiva, mientras que la respuesta de la mujer será interna, sentirá un dolor, una tristeza o una desilusión que hace que contenga sus emociones. De ahí el famoso “no pasa nada” que indica todo lo contrario, es una forma más de expresar internamente esas emociones.

La codificación cerebral

Más allá de la educación recibida y las normas y convenciones sociales, otra de las razones que nos explican las diferencias entre cómo expresan los hombres las emociones y cómo lo hacen las mujeres la encontramos en la codificación cerebral, diferente en mujeres y hombres. Los estudios dicen que el cerebro de la mujer está codificado para la empatía, lo que facilita la lectura de las expresiones emocionales y estados de ánimo, haciendo que expresen de sus emociones de forma diferente a los hombres.

En cambio, el cerebro de los hombres está codificado para la comprensión y construcción de sistemas. Dicho de otra manera, les permite captar estructuras y sistemas, lo que obliga a que los hombres hagan un mayor esfuerzo a la hora de captar y expresar emociones; pero no significa que los hombres no sean capaces de interpretar las emociones, igual que las mujeres tampoco son incapaces de crear estructuras y sistemas. La diferencia está en el esfuerzo que hace cada uno para ello, lo que explica las diferencias al expresar las emociones entre hombres y mujeres.

Share this post

Pau Sisternas

Pau Sisternas

Graduado en Periodismo y comunicación por la Universitat de València. Postgrado en formación del profesorado de Español como Lengua Extranjera. Periodista, blogger, community manager, apasionado del deporte y atleta en mi tiempo libre. De Valencia, intento vivir de lo que más me gusta escribiendo en blogs. Aficionado a cualquier deporte, adicto a las series, creo que las películas se disfrutan más con palomitas. Aunque suene a tópico, a mi también me gusta leer, viajar y la buena comida.

Comentarios

comentarios