La personalidad esponja

Cuidado, estas acciones de tu día a día podrían absorber las emociones de los demás

Cuando experimentamos una determinada emoción lo estamos haciendo, sin darnos cuenta, influenciados por el entorno que nos rodea. En este sentido, el contagio emocional es un proceso que nos ocurre a todos los seres humanos por el simple hecho de vivir rodeados de otras personas y porque nuestra vida se desarrolla en el seno de una sociedad. Cuando absorbemos las emociones de los demás, lo hacemos de una forma inconsciente, permitiendo que el estado emocional de las personas que te rodean influya directamente en cómo te sientes tú.

Así es cómo se absorben las emociones de una persona

Seguro que en más de una ocasión te has visto influenciado por el entusiasmo de alguien de tu entorno ante un proyecto nuevo, o por el contrario, te has sentido inseguro al encontrarte con alguna persona a la que no le ha ido muy bien en la vida. El contagio emocional es, por lo tanto, el responsable de que a veces te sientas una persona demasiado pesimista o de que te sientas eufórico e ilusionado en algunos momentos determinados de tu vida.

De esta forma, como consecuencia del contagio emocional, no importa a veces lo bien que esté todo en tu vida o las metas que hayas logrado, ya que la influencia emocional de las personas de tu entorno harán que te apropies de una emoción que no te pertenece.

Qué acciones hacen que absorbamos las emociones del resto

En definitiva, podemos decir que el contagio emocional es tomar los sentimientos y emociones de otra persona como propios, un proceso que afecta a la vida en particular de cada persona y que puede tener serias consecuencias desde el punto de vista psicológico. Sin embargo, existen algunas cosas que puedes evitar a partir de ahora para no involucrarte en las emociones de los demás e impedir que éstas dirijan tu vida:

1. No rodearse de personas positivas

La primera clave para no absorber las emociones del resto, sobre todo las más negativas, es rodearse de personas optimistas y positivas. Y es que, puestos a absorber las emociones de los demás, es mucho mejor absorber emociones y sentimientos positivos. Aunque bien es cierto que no podrás eliminar de tu vida a todas las personas negativas, si intentas rodearte de personas positivas en su mayoría, disfrutarás de un mayor equilibrio emocional en tu vida.

2. No tomas distancia

Si tu objetivo es adoptar un punto de vista más neutral de la vida y no absorber todas las emociones que te transmiten los demás, un buen consejo es que aprendas a analizar los hechos manteniendo una cierta distancia. Es decir, como si las cosas que les ocurren a los demás formaran parte de una historia que no trasciende a tu realidad.

3. Intentar huir

Si piensas que la mejor manera de no contagiarte de las emociones de los demás ni absorber las del resto es separándote de las personas más negativas y pesimistas, no estás del todo en lo cierto. Y es que, es mucho más aconsejable que en vez de huir de esas personas, intentes ayudarles. De esta forma, conseguirás llegar a la raíz de los problemas y lograrás beneficiar a las personas que te rodean.

Fuentes consultadas:

  • Bericat Alastuey, E. (2000). La sociología de la emoción y la emoción en la sociología. Papers: revista de sociología, 62. Págs. 145-176.

Share this post

Carolina Ferreiro

Carolina Ferreiro

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Mi vocación es contar noticias y transmitir información útil y relevante para los demás. Escribo noticias relacionadas en medios de referencia relacionados con el empleo, cursos, orientación académica, y actualidad educativa. En el día a día disfruto con todos los temas que están relacionados con la maternidad (feliz mamá de dos hijos), la infancia y la familia. Asimismo, me interesan mucho todos los asuntos que atañen a la nuestra psicología, salud y nuestra alimentación.

Comentarios

comentarios